En el Día Mundial del Accidente Cerebrovascular (ACV), la ministra de Salud, Andrea Peve, compartió sus reflexiones sobre el impacto de la pandemia e invitó a la comunidad y a los equipos de salud a retornar a los controles de salud de rutina.

La ministra de Salud, Andrea Peve participó esta mañana del ciclo “Dialogue4Health”, junto con la médica neurocirujana Miriam Vicente, referente en ACV. El mismo es desarrollado por el directorio de la Cámara de Comercio de los Estados Unidos en Argentina (AmCham) junto con la Universidad I SALUD para promover el intercambio entre actores del sector público-privado.

En su disertación, la ministra recordó el impulso que se le dio a la temática antes que iniciara la pandemia y expresó: “Si bien la pandemia cerró posibilidades de trabajar otras patologías, nos dio más herramientas y creo que hoy, se nos abren otras oportunidades”.

Tras hacer un repaso por todas las líneas de trabajo implementadas, destacar la integración entre el área pública y la privada, y ante los porcentajes de vacunación COVID-19 alcanzados en la provincia, Peve puso en valor “lo que se hizo y el esfuerzo que hubo entre todos los actores”.

Además, señaló que “ahora nos queda este otro gran desafío: empezar a mirar lo que nos quedó pendiente, de algún modo, porque ahora necesitamos que las personas accedan al primer nivel de atención, puedan hacerse los controles, a pesar de que seguimos con la pandemia, porque tenemos que recomenzar con la prevención y la promoción, y ahí está el ACV”.

Por su parte, Miriam Vicente mencionó la ley neuquina 3.263 de creación de la Red Provincial ACV e indicó: “Se basa en garantizar el acceso a la prevención, diagnóstico y tratamiento del ACV, además de crear el registro único de pacientes víctimas de ACV y el registro único de establecimientos sanitarios especializados en el registro del ACV, tanto en el sector público como privado”.

En su exposición, la neurocirujana especificó que en la provincia hay tres Centros Integrales de stroke en Neuquén capital; Centros Primarios de Stroke, que pueden dar la primera respuesta, en Zapala, zona Sur y Chos Malal; mientras que en otros lugares de menor complejidad se ofrece respuesta a través de telemedicina.