Las tareas se concentran sobre la calle Nordenstrom, en su intersección con Ceferino Namuncurá en la ciudad de Neuquén.

Audio del gerente general de Servicios Neuquén del EPAS, Esteban Rodríguez

Audio del gerente general de Ingeniería del EPAS, Omar Cammertoni

El Ente Provincial de Agua y Saneamiento de Neuquén (EPAS) dependiente de la Secretaría General y de Servicios Públicos, montó un operativo para reparar el colector cloacal sobre la calle Nordenstrom, en su intersección con Ceferino Namuncurá debido a los desbordes que complican a los vecinos del sector.

Todavía se trabaja en el sector con gran cantidad de personal técnico-operativo, maquinarias y todos los elementos necesarios para lograr desobstruir la cañería cloacal que está generando inconvenientes en algunos sectores del bajo neuquino.

Una gran parte de las acciones están destinadas retirar de la cañería todo el material que ingresó y no permite que el líquido siga su curso normal.

Mientas se realiza esta acción, con el objetivo de disminuir los caudales sobre el colector, se está ejecutando una cañería paralela que permitirá escurrir los efluentes por este ducto. Esto posibilitará sortear el taponamiento, y lograr la circulación normal del líquido, evitando pasar por el mismo. Es una cañería de 355 de PVC, colocado a 1,5 metros por debajo del asfalto y de 40 metros de extensión, que permitirá de alguna manera disminuir los niveles.

Además, se está trabajando en la instalación de una bomba con cañería incluida de 150 metros de longitud, para transportar los líquidos de una cámara a otra, evitando pasar por la zona obstruida.

Como acción remediadora de los desbordes que se están produciendo en la zona, desde el EPAS se intensificó el operativo que se realiza habitualmente con camiones vactor para el mantenimiento de redes colectoras. En este momento se dispone de 8 equipos de este tipo, que trabajan constantemente en la zona, aliviando la presencia de líquido acumulado en las calles.

Con estas dos acciones se estima descomprimir toda la cuenca sanitaria del bajo neuquino, evitando rebalses sobre la calle Alcorta. En esas cuadras esta mañana temprano se montó un operativo de tránsito dirigido por la municipalidad de Neuquén, a los efectos de disminuir la circulación vehicular, y evitar posibles accidentes. Además, desde el organismo provincial, se dispuso la señalización de la zona donde están ocurriendo los rebalses, con cartelería indicatoria.

Es necesario destacar que las cañerías cloacales de la ciudad en esa zona son de hormigón, material obsoleto para este tipo de instalaciones, por lo tanto se está procediendo al recambio del mismo. Cuando se realizan obras de esta envergadura, este tipo de contratiempos pueden suscitarse. Lo importante es actuar con la urgencia que estas cuestiones demandan, tareas que fueron rápidamente coordinados por el organismo provincial.

Estas acciones responden a los trabajos que se están desarrollando en la capital, a fin de duplicar la capacidad de conducción de líquidos cloacales en esa zona, permitiendo descomprimir el colector más antiguo.

Las tareas consisten en la colocación de 874 metros de una cañería a gravedad por la calle Ceferino Namuncurá, entre Nordenstrom y Avenida Olascoaga, de diámetro 1300 mm PRFV, es decir que se ampliará la capacidad de conducción de los líquidos existentes. Luego, la traza sigue desde calle Chile, avanzando por Nordenstrom hasta Ceferino Namuncurá con 900 mm de diámetro PRFV,  además de construir 10 bocas de registro.

Es una obra que tiene un 54% de avance, con un monto de contrato de $106.261.084 y fue priorizada dentro de un convenio marca firmado por el gobernador Omar Gutiérrez y el Gobierno Nacional, y es financiada por el ENOHSa.