Pérez supervisó los arreglos para volver a abrir el hogar de día Casa de Betania

septiembre 29, 2009

El ministro de Desarrollo Social dijo que en 40 días estará nuevamente en funcionamiento. El inmueble fue cedido por el obispado neuquino mediante un convenio firmado el año pasado con la cartera provincial.

El ministro de Desarrollo Social, César Pérez.

El ministro de Desarrollo Social, César Pérez, recorrió este martes  las obras y mejoras que se están realizando en el Centro de Atención Diurna Casa de Betania, que alberga y ofrece actividades de contención social a niños, niñas y adolescentes en situación de calle. Se espera que esté nuevamente en funcionamiento en unos 40 días.

Durante estos meses, los chicos que concurrían a este espacio fueron derivados temporalmente a un hogar de noche que pertenece al ámbito municipal y que depende de la secretaría de Derechos Humanos local, a cargo de Jesús Escobar.

El objetivo de estos espacios es fomentar la escolarización y la reinserción en la sociedad “que de alguna manera los ha excluido. Tiene una función social muy importante, es un eje fundamental de la gestión”, dijo Pérez.

El inmueble -ubicado en la intersección de las calles Sarmiento y Candelaria- fue cedido por el obispado neuquino mediante un convenio que se firmó el 9 de junio de 2008, según el cual la provincia y el órgano eclesiástico se comprometen a gestionar en conjunto el Centro de Atención.

Según el convenio, el Ministerio debe aportar los fondos necesarios para la compra de insumos para talleres, alimentos, ropa y calzado, mantenimiento del edificio, movilidad y pago de seguros, que son administrados por la dirección de Tratamiento Familiar Ambulatorio. El Obispado neuquino a su vez se hace cargo de los gastos que se generan por servicios municipales, agua, gas y electricidad.

Los recursos humanos (profesionales, operadores y profesores) y materiales necesarios para el normal desenvolvimiento de las actividades también son provistos por la cartera social provincial.


“Un logro muy importante de la gestión”

“Yo había mantenido a comienzos de la gestión reuniones con el obispo (Marcelo) Melani y con Jesús Escobar, a los efectos de poner nuevamente en funcionamiento este lugar que por razones edilicias había quedado de alguna manera no habitable, y nos pusimos a trabajar rápidamente”, explicó Pérez.

Afirmó que desde su asunción al frente de la cartera, en abril de este año, “nos comprometimos con la administración a destinar los recursos suficientes para que quede totalmente habilitado”. Detalló que entre otros aspectos se cambiará gran parte del techo, que es de fibrocemento, y que se está trabajando en la pintura, las instalaciones eléctricas y las veredas. Las tareas están a cargo de la dirección de Infraestructura del ministerio.

“Para mí este es un logro muy importante, porque apenas iniciado este nuevo periodo en el ministerio estamos dando respuesta a requerimientos que hacía tiempo que venían planteados”, expresó el ministro.

Además destacó que el trabajo coordinado entre todos los estamentos del Estado “es un gran avance”, y agradeció especialmente al obispo Melani, “quien ha sido un gran impulsor de todo esto. Este edificio corresponde al obispado y con gran solidaridad y compromiso hacia un sector vulnerable de la sociedad nos ha dado la oportunidad para que podamos trabajar desde aquí”.