Pechen: Optimismo por la recuperación de YPF

mayo 4, 2012

La vicegobernadora se pronunció sobre el tema este viernes, en la inauguraron de la ampliación del Sanatorio Plaza Huincul. El edificio fue el primero en construirse en manos de YPF, en 1953, y es el único que sigue funcionando en el país.

La vicegobernadora Ana Pechen, a cargo del Ejecutivo, reivindicó la expropiación de YPF (Yacimientos Petrolíferos Fiscales) y destacó la importancia de poder tomar decisiones en el país sobre el futuro energético de la República Argentina. Lo dijo esta tarde en la inauguración de tres nuevos sectores del Sanatorio de Plaza Huincul del sindicato de Petróleo y Gas Privado de Río Negro, Neuquén y La Pampa.

En tanto, el secretario general del gremio de los petroleros, Guillermo Pereyra calificó la expropiación de YPF como una recuperación “de la bandera nacional”, y dijo que los trabajadores “van a discutir todo” en el marco de la paz social.

En el acto, que también contó con la presencia del senador Horacio Lores y representantes del ministerio de Planificación Federal de Nación, Pechen expresó que “tenemos el compromiso de honor de no descansar hasta lograr el autoabastecimiento, que supo ser una realidad en el país”.

También mencionó que por primera vez no hay dicotomías en el país: “en el Congreso se pudo ver que cuando hay un objetivo en común, podemos trabajar unidos”. Además valoró el rol de G&P (Gas y Petróleo), la petrolera provincial que en pocos días podrá cotizar en la bolsa de Buenos Aires, y posteriormente en la de Toronto y Nueva York. Esta situación le permitirá “adquirir capitales para invertir”, y apoyar de tal modo el “motor energético del país”.

Nuevos sectores del sanatorio

En cuanto a la obra de ampliación y mejoramiento del sanatorio, consta de una refacción de 4800 metros cuadrados y la construcción de 1800 metros cuadrados. Abarca los sectores de terapia intensiva -siete camas con equipamiento moderno-, neonatología y maternidad.

Se logró a partir de un convenio entre Nación y el sindicato petrolero en octubre del 2008, donde el ministerio de Planificación aportó 35 millones de pesos y el sindicato está a cargo de la contratación, administración, ejecución y mantenimiento de la obra, que estará terminada íntegramente en marzo del año próximo, además del equipamiento.

El edificio fue el primero en construirse en manos de YPF, en 1953, y es el único que sigue funcionando en el país. Tiene 82 camas con más de 300 empleados.

En la ocasión, la vicegobernadora destacó la integración del sistema de salud público de la provincia con el privado, que en este caso presenta un importante componente social. El resultado es el logro del menor índice de mortalidad infantil del país y la de mayor expectativa de vida en las mujeres. En ese sentido, elogió el compromiso del sindicato que colabora con la comunidad, más allá de los afiliados.

Pereyra se refirió al proyecto de “Ciudad Sanitaria”, ubicado en un predio de 5,5 hectáreas frente al aeropuerto. El mismo incluirá un hospital materno infantil y anexos con atención a todas las obras sociales y a personas sin cobertura. El secretario gremial también anunció un aumento salarial del 23 por ciento retroactivo al 1º de enero para los trabajadores de las refinerías, y agregó que se discutirá en el segundo semestre mejoras para los trabajadores de los yacimientos.

Previamente, se leyó una nota del gobernador donde valorizaba el carácter comunitario del sindicato. Por su parte, durante el acto la vicegobernadora pidió un minuto de silencio en honor a Héctor Pradenas, trabajador del Ente Provincial de Energía de Neuquén, quien falleció hace unos días a consecuencia de un accidente laboral en la comarca petrolera.

Estuvieron presentes el senador Horacio Lores, los intendentes Juan Carlos Gianattasio de Plaza Huincul y Marcelo Rucci, de Rincón de los Sauces; Walter Fagyas, asesor de la subsecretaría de Coordinación y Gestión del Ministerio de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios; los diputados provinciales Daniel Andersch, Silvia de Otaño y Pamela Mucci, autoridades de gobierno, personal y directivos del sanatorio, y trabajadores petroleros.

Fuente: Prensa de Legislatura.