Pechen asistió a la declaración como vecino ilustre de Neuquén de Pedro Salvatori

octubre 21, 2009

El acto fue este mediodía en el Concejo Deliberante de la capital provincial, con una nutrida presencia de familiares, amigos, funcionarios y legisladores. El homenaje al ex gobernador se aprobó por ordenanza Nº 11.500, a iniciativa del edil del MPN Hugo Rauque.

Homenaje a Pedro Salvatori

Con la presencia de la vicegobernadora Ana María Pechen, el Concejo Deliberante de la ciudad de Neuquén condecoró hoy a Pedro Salvatori como “vecino ilustre de la ciudad de Neuquén”. El acto se en la sede del cuerpo legislativo provincial, ubicada en Leloir 370 de la capital provincial.

La declaración fue aprobada el 10 de setiembre pasado, a través de la ordenanza Nº 11.500, donde se reconoce “el invalorable aporte y la entrega de Salvatori en pos del engrandecimiento de nuestra ciudad y la provincia del Neuquén”.

La iniciativa correspondió al edil del Movimiento Popular Neuquino, Hugo Rauque.

Desde el Concejo Deliberante explicaron que realizaron esta distinción a Salvatori por “considerar que correspondía hacer justicia y como un gesto de reconocimiento a su capacidad de construcción política, su trayectoria institucional y su madurez como gobernante, ejemplos estos para la ciudadanía toda”.

La sesión especial de este miércoles llevó el número 4 y fue presidida por el concejal Néstor Omar Burgos, con la presencia de 13 de los 18 ediles que componen el Deliberante capitalino. Pedro Salvatori estuvo acompañado por su esposa, Nora Serrano, sus dos hijos -Nicolás y Pedro-, sus dos hijas -Andrea y Alejandra- y sus doce nietos; además de una gran cantidad de invitados entre familiares, amigos y funcionarios.

Junto con Pechen, asistieron el intendente Martín Farizano; los legisladores nacionales Alicia Comelli, José Brillo y Hugo Acuña; la ministra de Coordinación de Gabinete, Zulma Reina; los secretarios de Estado de Educación, Cultura y Deporte, Ernesto Seguel, y de la Gestión Pública y Contrataciones, Rodolfo Laffitte; y el diputado nacional electo y ex intendente de la ciudad, Horacio Quiroga.

Salvatori agradeció el reconocimiento

Pedro Salvatori remarcó en su discurso que “debemos aceptar los desafíos y construir el porvenir; que la gente lo sienta como una realidad producto del esfuerzo y del trabajo” y ratificó que “debemos garantizar a todos los ciudadanos el acceso a los bienes esenciales, tenemos que hacer un aprovechamiento sustentable de los recursos naturales, pelear por lo que es nuestro, porque la Constitución consagra a todos los habitantes de esta tierra el derecho a través del trabajo de producir, competir y, por qué no, para triunfar”.

“Neuquén está viviendo una etapa de conflictos sociales muy agresiva que debemos superar con más diálogo, haciendo esfuerzos para encontrar por consenso y entre todos las respuestas adecuadas, pero siempre dentro de la ley”, añadió.

El titular de la Agencia de Desarrollo de Inversiones del Neuquén (ADI-NQN) aseguró que “este reconocimiento, a pesar de ser una distinción que me llena de orgullo y emoción y gratifica mi espíritu, considero que excede en demasía mis merecimientos porque, en definitiva, cumplir con la responsabilidad que nos demanda la ciudadanía es lo mínimo que podemos aportar los que actuando en política hemos asumido un compromiso de honor”.

Agradeció a sus padres que “eligieron Neuquén para construir un futuro para ellos y su familia” pero tuvo palabras especiales para quienes consideró sus “maestros”, quienes “me hicieron abrazar la política como la más noble de las actividades del hombre: mi especial reconocimiento a don Felipe, don Elías y don Amado Sapag; ellos marcaron rumbos no sólo en el Neuquén sino que, con la fuerza de sus ideas y la fortaleza de sus convicciones, lo hicieron en la Nación”.

Luego tuvo palabras de reconocimiento “a quienes piensan distinto pero que abrazan con la misma pasión y con sus ideas políticas al Neuquén y su gente”. Dijo que “siempre he luchado por lo que nos pueda unir por encima de cualquier diferencia, ya que es la única forma en que podemos servir mejor al pueblo del Neuquén”.

Aseguró también que “en la vida hay sólo dos cosas que podemos perder: la vida o el tiempo; la vida es inevitable y el tiempo, si lo perdemos, es imperdonable, por eso hay que ponerse a trabajar y sacar fuerzas de la flaqueza”.

Recordó a continuación que “no siempre fue fácil la vida en esta provincia, ni aún enfrentando graves situaciones como la hiperinflación de 1989, pero los neuquinos dimos un ejemplo al país de unión, de solidaridad, logrando evitar la violencia, los ataques a los supermercados, mitigando los problemas sociales, creando el Comité de Ayuda Solidaria con don Jaime De Nevares a la cabeza e integrado por los gremios, los empresarios, las iglesias, las Fuerzas Armadas, los vecinos y así cambiamos el temporal, sin vivir tragedias como desgraciadamente ocurrió en otros lugares del país; dándonos inclusive el lujo de otorgar el 40 por ciento de zona desfavorable a los agentes de la administración pública provincial”.

Y cerró: “seamos grandes los neuquinos, unámonos, porque seguir adelante será más fácil si todos nos acompañamos en la tarea común”.

Burgos: “lo considero un constructor de consensos”

Al concluir las exposiciones y previo a que el ex gobernador se dirigiera a los presentes, el concejal Néstor Burgos, el intendente Martín Farizano y los presidentes de los bloques políticos de concejales le entregaron una placa recordatoria enmarcada con la declaración de vecino ilustre, junto a otras plaquetas y obsequios que involucraron incluso a su esposa Nora.

Luego se leyeron numerosas salutaciones de Jorge Augusto Sapag, Felipe Sapag y Jorge Sobisch. A continuación, tomó la palabra el presidente del cuerpo deliberativo, Néstor Burgos.

Burgos destacó que “los 13 concejales presentes hoy son la representación de este Concejo, que decidió aprobar una ordenanza que destacara al senador por Neuquén mandato cumplido y ex gobernador de la provincia, Pedro Salvatori, como ciudadano o vecino ilustre” y agregó que “en la política tiene que existir, además de esa convicción y decisión política que signaron su gestión de gobierno, la generosidad y el reconocimiento”.

“Estamos convencidos -indicó- como integrantes de la Unión Cívica Radical y como representantes de esta fuerza dentro del Concejo Deliberante, que correspondía hacer justicia y que usted, Salvatori, merecía ser reconocido porque cuenta con todos los merecimientos para serlo, entre ellos, su capacidad de trabajo y de construcción política”.

Sumó, dirigiéndose al homenajeado, que “en un momento en que se critica tanto a la política y a los políticos que abrazan esta tarea como profesión y pasión, quiero subrayar la posibilidad de estar frente a usted hoy porque lo considero un constructor de consensos y eso no hace más que enaltecer la política”.

El presidente del concejo cerró su discurso diciendo: “Otro grande de nuestra provincia (en alusión directa a Marcelo Berbel) escribió en un libro que contenía 360 coplas; una que habla del hombre y dice que no le importa si su hijo va a ser peón, médico o ingeniero, lo que sí pretende es que la vida lo gradúe de hombre bueno. Tengo el gusto de homenajear con una plaqueta justamente a un hombre que, además de ingeniero, está a la vista que ha sido un hombre bueno, el pueblo se lo reconoce y nosotros estamos orgullosos de rendirle este homenaje”.

Palabras de los concejales

Como miembro informante habló Hugo Rauque, impulsor de la declaración, quien rememoró el accionar del ex gobernador neuquino y presentó un video con su trayectoria.

A continuación, tomaron la palabra la edil Olga Fernández, del bloque de la Unión Cívica Radical (UCR), y los concejales del bloque del Movimiento Popular Neuquino (MPN) Teresa Paez, Ramón Muñoz, Viviana Gerbán, Marcelo Marchetti, Jeanette Ampuero, Luis Julian Jalil, Jorge Cháneton, Julio Ocampo y Mario Pilatti. Todos coincidieron en rescatar el impulso técnico, profesional y político que Salvatori le imprimió a la vida institucional de la provincia desde los diferentes ámbitos en los que se desempeñó y se desempeña.

Marcelo Bermúdez, del bloque Recrear, fue el último en hablar. Expresó que “vaya, ingeniero, en mi silencio, en mi presencia y en mis aplausos, el reconocimiento a los antecedentes profesionales, públicos, políticos y familiares que hoy se manifestaron en abundancia en este recinto; vaya también el reconocimiento en un sentimiento afectuoso y cariñoso de la fuerza política que represento y, en lo personal, mi profunda admiración al comprobar la mística que se creó detrás del Movimiento Popular Neuquino y que se refleja en ojos húmedos y emocionados”.

“Esa actitud de los militantes del MPN es algo que siempre admiré, más allá de ser adversario o pertenecer a una fuerza política adversaria” agregó.