En el contexto de la emergencia sanitaria por COVID-19, los tradicionales festejos por la Semana Mundial del Parto Respetado fueron reemplazados por numerosas alternativas para visibilizar y reforzar los derechos vinculados con el embarazo, el trabajo de parto, el parto y el posparto o puerperio.

Este año, la Semana Mundial del Parto Respetado se llevó a cabo desde el 17 al 23 de mayo, bajo el lema: “Mi decisión debe ser respetada”. En esta ocasión, frente a la actual emergencia sanitaria, los equipos de salud decidieron abordar la temática a través de distintas herramientas de comunicación a distancia.

Un ejemplo de ello fue el Encuentro Virtual Perinatal de “Parto respetado y seguro en el contexto de la Pandemia COVID-19” que se realizó el pasado jueves 21 de mayo, el cual fue organizado por la dirección de Maternidad e Infancia, y del que participaron  referentes internacionales y personal de salud de distintos puntos del país.

“El desafío es visibilizar el modo en que se atienden los partos, aún en una situación epidemiológica diferente o adversa”, indicó Cecilia Maisler, referente de Maternidad e Infancia, sobre el tema.

Actualmente, el sistema público de salud de la provincia del Neuquén cuenta con 54 licenciados y licenciadas en obstetricia, los cuales se desempeñan en los hospitales cabeceras de zona y en otros hospitales.

Junto al equipo de salud en su conjunto, los licenciados y licenciadas en obstetricia son fundamentales para fortalecer la calidad de la atención antes y durante el embarazo, en el parto y después del nacimiento, además de brindar asesoramiento en temáticas vinculadas a la salud sexual y reproductiva.

Capacitaciones y cursos virtuales

En las distintas videoconferencias que se realizaron durante la semana, el eje central se puso en reforzar la Ley de Parto Humanizado –Ley N°25.929–. En este sentido, el pasado jueves 21 de mayo, la dirección de Maternidad e Infancia organizó el Encuentro Virtual Perinatal de “Parto respetado y seguro en el contexto de la pandemia COVID-19”.

La actividad fue coordinada por Maisler y Marcela Betancur, de la dirección de Maternidad e Infancia, y por Graciela Bernardo, referente del área de Salud Perinatal provincial. Además, contó con la participación de la directora provincial de Atención Primaria de la Salud, Solange Destaillats.

Durante la jornada, el “Parto Respetado en condiciones adversas” fue el tema expuesto por María Florencia Francisconi, Licenciada en Obstetricia con un Máster en Salud Pública de la Universidad de Navarra (España), quien relató su experiencia en Etiopía. Por otro parte, la “Experiencia del parto respetado en maternidades de la República Oriental del Uruguay” fue el tema central de la presentación de Ibana Costa, obstetra del Centro Hospitalario Pereira Rosell de Montevideo y prosecretaria de la Asociación Obstétrica de Uruguay.

“La reflexión más importante es que aún en una situación con condiciones adversas se puede respetar a la mujer y al niño y la niña, respetando sus derechos. Desde el Ministerio de Salud estamos actuando al respecto para garantizar que se cumpla la Ley de Parto Respetado, reforzar las prácticas humanizadas y garantizar el acompañamiento en todo el proceso de preparto, parto y puerperio, del acompañante que la mujer decida”, afirmó Maisler al respecto.

En este sentido, la referente de Maternidad e Infancia afirmó: “Es fundamental que se considere que la mujer debe ser tratada con respeto, de modo individual, personalizado, garantizando la intimidad y, por sobre todas las cosas, que debe estar acompañada por una persona de confianza, como así también a ser informada sobre la importancia de la lactancia materna, aún en contexto de COVID-19”.

Cabe aclarar que en el marco de la situación epidemiológica actual, el acceso a quirófanos de las instituciones de salud se encuentra restringido de acuerdo a los protocolos sanitarios vigentes.

Además, otra práctica que sumaron los equipos de salud fueron los cursos de preparación integral para la maternidad, que en muchos lugares de nuestra provincia se adaptaron y se están dictando de manera virtual, con buena recepción por parte de las embarazadas.