El EPAS y el ministerio de Producción e Industria realizaron tareas en conjunto en una perforación que usa energía solar.

El Ente Provincial de Agua y Saneamiento (EPAS) y el ministerio de Producción e Industria realizaron ayer tareas en el paraje San Ignacio, ubicado a 50 kilómetros de la ciudad de Junín de los Andes, con el objetivo de poner en marcha un clorador en una perforación que funciona con energía solar.

Desde el EPAS de Junín de los Andes se observaron las instalaciones, se inspeccionaron y se puso en marcha la bomba dosificadora. Del mismo modo, desde el organismo capacitaron a los habitantes del paraje para manejar el sistema colorimétrico y determinar dosis con el hipoclorito de sodio.

Profesionales del EPAS y del ministerio acordaron seguir en colaboración mutua para el buen funcionamiento del sistema.