Ayer el mandatario ratificó que Neuquén “está muy tranquila sobre este tema” porque “los yacimientos son propiedad inalienable de la Provincia”.

El gobernador de la provincia, Jorge Sapag ratificó ayer “no es tan fácil que los holdouts o llamados comúnmente fondos buitre, puedan apoderarse de los yacimientos existentes en la formación geológica de Vaca Muerta” porque “la propiedad de este y otros yacimientos de petróleo y gas no es de las empresas concesionarias sino, del Estado Provincial”.

Sapag afirmó que “se trata de un tema simple: no tienen manera de apropiarse de Vaca Muerta porque es un dominio inalienable, indescriptible, inembargable del Estado Provincial. Están bien jorobados los holdouts si quieren venir por Vaca Muerta”, subrayó.

En rueda de prensa brindada ayer luego de finalizado el acto por los 198 años de la Declaración de la Independencia, el mandatario neuquino reafirmó que “estamos muy tranquilos contra los holdouts porque los recursos son de Neuquén. Lo que sí pueden hacer en todo caso, es ir en contra de las empresas que ya se encuentran invirtiendo en territorio neuquino, como fue el caso de Ecuador, en donde los fondos buitre se pronunciaron en contra de la petrolera Chevron Argentina, pero de ninguna manera contra los yacimientos hidrocarburíferos que son propiedad de la provincia del Neuquén, desde la Constitución Nacional modificada y sancionada en 1994”.

Con respecto a una posible reunión con integrantes del gabinete nacional, Jorge Sapag sostuvo que “no hay fechas ni cronograma de posibles reuniones de trabajo con Nación. Sólo estamos esperando la respuesta nacional al borrador y propuesta que hicimos las provincias productoras nucleadas en la Organización Federal de Estados Productores de Hidrocarburos (Ofephi)”.

Y agregó que “hay dos horizontes muy claros en este tema: por un lado la Constitución Nacional del año 1994 que establece el Dominio de los Recursos del Subsuelo a las Provincias y la Ley de Hidrocarburos llamada ley corta que determina quién tiene el Poder Concedente sobre dichos recursos y quién es el Poder Administrador que, en ambos casos, somos las Provincias”.

“A estas dos normas se le suman las leyes ambientales y que determinan que también somos las provincias las responsables de vigilar, cuidar y controlar el medio ambiente”, cerró Sapag.