La institución, ubicada en la colonia rural Nueva Esperanza de Neuquén capital, sufrió un incendio en marzo de este año. Actualmente ofrecen la merienda a 80 chicos.

 

El gobierno de la provincia de Neuquén, a través de la subsecretaría de Asuntos Públicos -dependiente del ministerio de Gobierno y Justicia-, otorgó un aporte no reintegrable de 10 mil pesos al merendero Antulaf. Fue hoy por la mañana en Casa de Gobierno.

El lugar, ubicado en el barrio rural Colonia Nueva Esperanza de Neuquén capital, ofrece la merienda a 80 chicos y en marzo de este año sufrió un incendio. El aporte fue entregado por el ministro de Gobierno y Justicia, Mariano Gaido; y por el subsecretario de Asuntos Públicos, Osvaldo Llancafilo.

Esto se suma a otro aporte de 50 mil pesos otorgados con anterioridad por el gobierno provincial. El objetivo es la compra de materiales de construcción ya que el edificio donde funciona la institución sufrió un siniestro en marzo de este año. La reconstrucción del  inmueble se llevará a cabo mediante mano de obra provista por la misma subsecretaría.

Durante la entrega, el ministro Mariano Gaido expresó que “hay un equipo presente, fuera de los escritorios y es lo que la sociedad está pidiendo”.

El subsecretario de Asuntos Públicos, Osvaldo Llancafilo destacó que “a partir de la decisión política del gobernador Omar Gutiérrez, a través del ministerio de Gobierno y Justicia que conduce Mariano Gaido, y la gestión de la subsecretaría de Asuntos Públicos, estamos transfiriendo un aporte de 10 mil pesos destinados a la compra de materiales para la reconstrucción de la cocina del merendero, a esto se suma la mano de obra que vamos a poner a disposición y a un aporte anterior de 50 mil pesos. Todo esto permitirá abrir las puertas del merendero Antulaf para el Día del Niño, es decir, en agosto próximo”.

Agregó Llancafilo que “el merendero se incendió en el mes de marzo y lamentablemente muchísimos chicos de la meseta se quedaron sin un lugar importante, ellos meriendan todos los días en el lugar, incluidos los sábados y domingos a partir del trabajo de vecinos que lo hacen de manera desinteresada. Los funcionarios de nuestra subsecretaría estuvieron rápidamente en el lugar conociendo la demanda, al lado de la gente y hoy estamos resolviendo la situación”.

Finalmente el presidente de la asociación civil Altos Godoy -a cargo de la administración del merendero-, Julián Merino expresó que “en un momento así uno necesita acompañamiento”. Explicó que desde el Instituto de Juegos de Azar del Neuquén (IJAN) el merendero recibirá equipamiento para las tareas que llevan a cabo en la institución. E indicó por último que “antes teníamos todo reciclado, eran cosas que nos donaban, así que a veces las cosas pasan por algo. Primero uno se bajonea pero tengo mucha fe en Dios”.

Pretenden reabrir el merendero Antulaf para el Día del Niño en agosto próximo.