Fueron registradas por el área de Patrimonio Cultural de la provincia durante abril en espacios de Andacollo, Huinganco y Chos Malal.

Con el objetivo de poner en valor, preservar y salvaguardar el patrimonio histórico, arqueológico y paleontológico de los museos neuquinos, la dirección de Patrimonio Cultural de la provincia realizó nuevas tareas de registros oficiales del patrimonio histórico, arqueológico y paleontológico en los museos Recuerdos del Alma, de Andacollo; José Manuel Olascoaga, de Chos Malal; y en Pedro José Olave y del Árbol y de la Madera de Huinganco.

La directora de patrimonio cultural de la provincia Claudia Della Negra, señaló que las  actividades de registro del patrimonio de dichos museos “nos permiten instrumentar, como autoridad de aplicación de las ley provincial 2184/, de Patrimonio, su preservación y la salvaguarda. Nos permite ampliar nuestro conocimiento sobre la historia de la vida en nuestra región así como gestionar  y poner en valor la historia de la comunidad, tanto para ella misma como para el resto de la provincia”.

Indicó que “en acciones concretas se actúa con autoridades nacionales de Seguridad, en casos de robos o tráfico ilícito de bienes culturales. Es fundamental esta tarea en el marco de la protección del patrimonio”. Respecto de las actividades realizadas en el norte neuquino, la directora provincial agradeció la colaboración en Andacollo del director de Cultura, Danilo Fortunato Ibarra; del responsable de cultura de la municipalidad de Huinganco, Luis Marchetti, y de la encargada del museo del Árbol y la Madera,  María Elena Muñoz; como así también a Cinthia Gatica y Edith Valdés del museo de Chos Malal.

Actividades realizadas

En el museo municipal Recuerdos del Alma se registró material arqueológico lítico (de piedra), cerámico, instrumentos de molienda y restos de valvas. También se reconoció el material paleontológico como amonites, bivalvos y madera fósil, procedentes de la región.

Asimismo se registraron algunos objetos de valor histórico para la comunidad pertenecientes a la Escuela Primaria N°28, primera institución educativa de la localidad que funcionó desde 1908 a 1964, y se reconocieron objetos propios de la vida administrativa de la ciudad: un transmisor de radio valvular de largo alcance del Regimiento de Montaña Nº 1080 del departamento Minas; telares e hiladoras manuales, y documentación audiovisual de diferente tipo y en diferentes formatos (fotográfico, fílmico y musical). En este museo también se realizó el registro correspondiente con fichas INAPL (Instituto Nacional de Antropología y Pensamiento Latinoamericano) y al Museo Bernardino Rivadavia. Las fichas serán digitalizadas y elevadas a las autoridades nacionales según lo establecido por la ley nacional Nº 25743, del Patrimonio Arqueológico y Paleontológico.

En el museo regional Pedro José Olave, de Huinganco, se registró material arqueológico y paleontológico de invertebrados mesozoicos y de restos vegetales fosilizados. También objetos de valor histórico relacionados con la actividad minera, particularmente la  pirquinera y la ganadería. En la misma localidad, en el Museo del Árbol y la Madera, también se registró material arqueológico que posee características semejantes al encontrado en el Museo Pedro José Olave.

En cuanto al registro paleontológico, se encontraron reptiles e invertebrados marinos, huesos y cáscaras de huevos de dinosaurios saurópodos. Se reconocieron objetos de carácter histórico como herramientas y elementos necesarios para la actividad minera y pirquinera y materiales propios de la actividad forestal. También se registró material documental fotográfico, material didáctico, artesanías y principalmente colecciones de diferentes especies de semillas y segmentos de árboles.

En tanto, en Chos Malal se realizó el registro del patrimonio paleontológico del museo provincial José Manuel Olascoaga, donde se evidenció la presencia de interesantes elementos de la fauna marina del mesozoico.

Se realizó el registro del patrimonio de varios museo provinciales.