Tras un agitado año eleccionario, desde la dirección provincial de Registros Civiles aseguraron que se regularizó la distribución de los documentos.

El director provincial de Registros Civiles, Santiago Núñez, informó que la cantidad de DNI dispuestos para retirar se normalizó y puntualizó que actualmente mantienen “un stock permanente de mil ejemplares”, lo cual significa un volumen de documentos cuatro veces menor al que se manejaba a principios de este año.

El funcionario atribuyó esta merma al agitado año eleccionario, que obligó a disponer de operativos especiales para mejorar la entrega y distribución de los DNI en tiempo y forma.

“Mucha gente retiró los documentos para la primera elección en abril de este año. Se implementó un gran operativo porque teníamos un volumen muy alto en resguardo. Pero ya para las elecciones posteriores no fue necesario porque la cantidad que teníamos era menor”, recordó.