Vialidad Nacional desvía el tránsito desde las 10 hasta las 16 para realizar trabajos de hormigonado. Se estima que la obra estará finalizada para fin de año.

Audio Alejandro Nicola – Ministro de Energía, Servicios Públicos y Recursos Naturales.

El ministro de Energía, Servicios Públicos y Recursos Naturales, Alejandro Nicola supervisó esta mañana los trabajos que se están realizando para la construcción del cuarto puente sobre la ruta 7, que a su vez es parte del sistema de obras de vinculación con el tercer puente que se levanta sobre el río Neuquén. Desde las 10 y hasta las 16, operarios de Vialidad Nacional desvían el tránsito en la mano que corre desde Neuquén hacia Centenario -a la altura del Cañadón de las Cabras- con el propósito de realizar el hormigonado de losa en un tramo del cuarto puente, que se estima estará finalizado para antes de fin de año.

Según lo acordado con Vialidad Nacional, esta conexión que llega hasta la ruta 151 del lado de Río Negro, pasará a ser la nueva traza de la ruta 22, la cual -unos kilómetros más arriba- empalmará con la Autovía Norte que construyó Vialidad Provincial.

Nicola explicó que “se trata de un avance más de la obra que se encontraba paralizada y se reinició con la gestión del gobernador Omar Gutiérrez”. Respecto de la importancia de este nuevo puente, indicó que “es prioritario para mejorar la conectividad y transitabilidad entre la vecina provincia de Río Negro, Neuquén y Centenario”.

Precisó que, según lo acordado con Vialidad Nacional, esta conexión que llega hasta la ruta 151 del lado de Río Negro, pasará a ser la nueva traza de la ruta 22, la cual -unos kilómetros más arriba- empalmará con la Autovía Norte que construyó Vialidad Provincial.

Además,  indicó que está muy avanzado el trabajo del cambio de traza de las líneas de alta tensión y adelantó que en los próximos días se realizará el desmontaje de la vieja estructura que pasa por el lugar. A su vez, precisó que todas las líneas de Calf ya están reconfiguradas; mientras que el Ente Provincial de Agua y Saneamiento (EPAS) está reubicando las instalaciones cloacales que pasan por este sector. Agregó que gran parte de los ingresos y salidas a las rutas ya se encuentran asfaltados.

Respecto de la importancia de este nuevo puente, Nicola indicó que “es prioritario para mejorar la conectividad y transitabilidad entre la vecina provincia de Río Negro, Neuquén y Centenario”.

Recordó que “este puente se debería haber ejecutado cuando estaba el peaje entre Neuquén y Cipolletti. Era parte de la concesión de ese peaje. Posteriormente cuando se levantó el peaje, la continuidad de la obra la siguió el Occovi, que se encargaba del control de las concesiones”. Y sostuvo que “fue recién en esta gestión que todas las obras viales pasaron a manos de Vialidad Nacional y a partir de los acuerdos que realizamos con el gobernador logramos que se incorpore este puente dentro del paquete de obras que se convinieron con el ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich”.

Finalmente, Nicola comentó que hizo algunas gestiones en Vialidad Nacional para realizar modificaciones en el proyecto original, específicamente en esa especie de “diamante” que se forma en los cruces de rutas del cuarto puente. “La idea es que se hagan al menos dos rulos dentro de ese diamante, de manera que el tránsito que viene desde Cipolletti, una vez que pasa el puente, pueda retomar la Ruta 7 para ir hacia Neuquén. Si no se hace ese rulo tendrían que desviarse por esta salida en diamante e ir hasta Parque Industrial para dar la vuelta, pero la idea es evitar que se congestione esa zona, que ya de por sí es muy transitada”, indicó.

Se estima que la obra estará finalizada para fin de año.