Ayer se expuso ante la comunidad frutícola una nueva visión de la fruticultura de los gobiernos de Neuquén y Río Negro. Será presentada al presidente Mauricio Macri.

Los gobiernos de Neuquén y Río Negro expusieron ayer la visión política de la fruticultura ante productores y empresarios frutícolas. La propuesta regional será presentada en los próximos días al presidente Mauricio Macri por parte de los gobernadores de Neuquén, Omar Gutiérrez, y de Río Negro, Alberto Wereltineck. La exposición se desarrolló en el auditorio del Centro Pyme-Adeneu.

Participaron el ministro de Producción y Turismo, José Brillo; el secretario de Fruticultura de Río Negro, Alberto Diomedi; los especialistas Miguel Giacinti, Alfredo Palmieri y Silvana Moschini; y el gerente general del Centro Pyme, Facundo López Raggi.

El ministro Brillo sostuvo que “la propuesta evalúa la problemática sectorial actual, las etapas difíciles por las que está atravesando el sector, y establece una visión de reestructuración y actualización, de acuerdo a las mejores prácticas internacionales, a partir del acuerdo y el compromiso político entre las provincias, la nación, los sindicatos, los productores y empresas del sector”.

“Conjuntamente con la visión se están trabajando herramientas para dar soluciones al sector en el corto y largo plazo. Dentro de los cambios propuestos, la cooperación entre las partes, la formación de organizaciones de productores, el financiamiento en condiciones preferenciales, la reducción de impuestos y cargas laborales, la adquisición de nuevas tecnologías para el riego y el empaque, la generación de valor agregado y el mayor consumo de peras y manzanas a nivel del mercado interno, la eliminación de restricciones para las exportaciones, son los ejes de trabajo que posibilitarán alcanzar la misión establecida”, agregó.

Con respecto a esta reforma estructural de mediano y largo plazo, el ministro aclaró que se solicita que “para la temporada próxima se puedan contar con recursos de los gobiernos nacional y provincial para el levantamiento de la cosecha, capital de trabajo y mejora de la sanidad, como se obtuvieran durante el presente año”.

A la presentación asistieron las cámaras de productores, consorcios de riego, empresas empacadoras, el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), y productores independientes. El conjunto pudo realizar aportes a la visión, posibilitando el enriquecimiento de la misma, además de establecer un dialogo rico y ameno entre los participantes.

Es el objetivo de los Estados provinciales trabajar en concordancia con la Nación y el sector, y comenzar a gestionar herramientas para este cambio. Como contrapartida el sector se debe comprometer a trabajar activamente, y para ello se busca el aval de todo el sistema productivo.