Representantes de ambas provincias y de municipios de la Confluencia se reunirán el lunes en la Casa de Gobierno neuquina.

Los gobiernos de Neuquén y Río Negro iniciarán el lunes un trabajo conjunto para abordar la problemática de las adicciones en la zona de la Confluencia. El encuentro se concretará en la Casa de Gobierno neuquina y del mismo participarán los ministros de Gobierno y Justicia de ambas provincias –Mariano Gaido y Luis Di Giácomo- y representantes de los municipios de la región.

La reunión fue convocada para las 14.30 horas y asistirán autoridades y funcionarios de las ciudades de Neuquén, San Patricio del Chañar, Senillosa, Plottier, Centenario, Cinco Saltos, Allen, Fernández Oro, General Roca y Cipolletti.

El ministro Gaido precisó que el objetivo es avanzar en la definición y articulación de acciones conjuntas para abordar la problemática de las adicciones, y establecer un plan que contemple a la totalidad de las localidades de la zona de la Confluencia.

Cabe señalar que el gobierno neuquino firmó esta semana un convenio con la secretaría de Programación para la Prevención de la Drogadicción y la Lucha contra el Narcotráfico de la Nación (Sedronar), que se enmarca en la convocatoria lanzada el lunes por el gobernador Omar Gutiérrez para comenzar a trabajar en el Plan Único de Abordaje Integral de las Adicciones y los Consumos Problemáticos.

El acuerdo fue suscripto por el mandatario neuquino junto al secretario de Estado de la Sedronar, Roberto Moro; y por los jefes comunales de Plaza Huincul, Neuquén capital, Centenario, Junín de los Andes, San Martín de los Andes, Plottier, Andacollo, San Patricio del Chañar, Villa La Angostura, Zapala, Añelo, Las Lajas, Bajada del Agrio, Picún Leufú, Piedra del Águila y Villa Pehuenia.

Gutiérrez sostuvo en esa oportunidad que la lucha contra “los consumos problemáticos, la droga y el alcohol” está “dentro de las principales prioridades de gobierno neuquino”.

“Estamos dispuestos a dialogar todos los temas para establecer un programa de acción coordinado y consensuado. Vamos a respetar la división de poderes y las autonomías municipales, pero queremos discutir todos los temas”, dijo el mandatario.

También los municipios adhirieron al citado convenio a través de una carta en la cual reconocen que el consumo de drogas y sustancias psicoactivas constituye en la actualidad un problema social que debe ser enfrentado desde las distintas jurisdicciones estatales, mediante esquemas que faciliten la cooperación institucional, la participación ciudadana y la ejecución de acciones territoriales de abordaje multidisciplinario.