Los gobernadores Gutiérrez y Ziliotto se comprometieron a generar y concretar acciones de cooperación para el fortalecimiento de la actividad. Firmaron un convenio.

Las provincias de Neuquén y La Pampa trabajarán de manera conjunta y coordinada en una serie de estrategias tendientes a fortalecer el desarrollo de las actividades turísticas, con todos los beneficios que eso implica en materia de ingresos económicos y desarrollo socio cultural de las distintas comunidades.

El Convenio Marco de Cooperación Turística lo firmaron, este miércoles, los gobernadores Omar Gutiérrez y Sergio Ziliotto, durante un encuentro que tuvo lugar en Santa Rosa.

Entre los objetivos del convenio de colaboración recíproca se encuentran los siguientes: impulsar un amplio intercambio de recursos técnicos; facilitar las acciones de promoción y difusión de actividades, fomentando la protección de los recursos naturales; y promover el desarrollo sostenible a través de la facilitación del flujo turístico entre las provincias.

La iniciativa también propende a facilitar el intercambio de material informativo sobre disposiciones relativas al turismo y de metodologías para el aprovechamiento de los respectivos patrimonios turísticos, paisajísticos y áreas protegidas.

Del encuentro también participó la ministra de Turismo de la provincia del Neuquén, Marisa Focarazzo, quien dijo lo siguiente: “Estamos iniciando acciones conjuntas para potenciar la promoción del turismo nacional e internacional en nuestra provincia y, obviamente, en toda la Patagonia”.

“En relación a la Ruta de la Fe, nosotros en Neuquén tenemos dos destinos con los que trabajamos esa temática que son Junín de los Andes y Las Ovejas”, dijo y agregó que “a partir del encuentro con el sector privado de La Pampa, están surgiendo las posibilidades de acompañar la ruta que están desarrollando acá, en La Pampa”. La funcionaria también destacó las posibilidades que se abren para fortalecer actividades como la pesca deportiva.

El convenio se extenderá a lo largo de un año (renovable) durante el cual las provincias se brindarán apoyo recíproco e integrarán grupos de trabajo para realizar acciones de interés común.