Neuquén-Senillosa: nuevas tarifas para quienes paguen en efectivo en el colectivo

agosto 8, 2012

El director provincial de Transporte, Luis De Brida, informó que desde el viernes 17 los pasajeros que abonen en efectivo en el vehículo deberán pagar 7,75 pesos por viaje y que no habrá modificaciones en las tarifas para aquellos que abonen con la tarjeta prepaga.

A partir del viernes 17 de agosto las tarifas del servicio de transporte público de pasajeros Neuquén-Senillosa sufrirán una modificación en la modalidad del pago en efectivo en el vehículo, cuyo nuevo valor quedará establecido en 7,75 pesos por viaje. Para quienes abonen con la tarjeta prepaga, los pasajes no sufrirán ningún incremento y seguirán en 6,25 pesos.

El director provincial de Transporte, Luis de Brida, señaló que “a efectos de alentar el uso de la tarjeta” se implementa un servicio diferenciado en la tarifa. Explicó que esta modalidad se está utilizando en la región metropolitana de Buenos Aires “que se desdobló de 1,10 pesos con la tarjeta SUBE (Sistema Único de Boleto Electrónico) a 2 pesos en efectivo; y de la misma manera que venimos haciéndolo en Centenario-Neuquén hace dos años”.Al referirse al servicio Neuquén-Senillosa, dijo que “es necesario que se sepa que no existe un aumento de tarifa y quien está pagando con la tarjeta la va a continuar pagando al mismo precio”, y remarcó “la oportunidad para aquellos que hoy están pagando en efectivo que se vuelquen al servicio con la tarjeta prepaga, que creemos que es lo que viene, lo más moderno y, en definitiva, lo más beneficioso para el usuario”.

De Brida destacó que “la tarjeta es gratuita, los saldos se recuperan en caso de pérdida, se pueden utilizar las tarjetas sin saldo y se recupera cuando se recarga la misma, y además hay un descuento, una bonificación escalonada en función de los importes que se depositan que llegan hasta el 15 por ciento si la suma es de 130 pesos”.

Indicó que en caso de extravío “hay que abonar el costo de tarjeta, que es del orden de los 10 pesos”, aunque reiteró que “la primera tarjeta es gratuita”. “Creemos que hay una serie de ventajas y oportunidades que necesitamos difundir para que el usuario las adopte y las tome para el uso cotidiano arriba del colectivo”, añadió.

“Entendemos que hay un marcado beneficio para el usuario, además de cumplir con una medida de seguridad que exige el gremio de los conductores, la UTA (Unión Tranviarios del Automotor), en cuanto al manejo de dinero a bordo”, señaló y agregó que la tarjeta “beneficia al usuario y además se va preparando el camino para la implementación del SUBE, en la medida en que se generalice desde Nación”.

 

Uso actual de la tarjeta

El funcionario expresó que “realmente nos sorprende que los niveles de utilización de tarjetas estén muy por debajo de lo que entendemos que correspondería” y manifestó que “el caso más significativo lo tenemos en el servicio Neuquén-Centenario”.

Informó que la tarifa en efectivo es de 5,50 pesos y de 4,27 con la tarjeta; y que además puede llegar “prácticamente a 3,80 pesos con la bonificación”. Dijo que a pesar del importante ahorro por viaje, “solamente el 25 por ciento de los usuarios, desde hace dos años que esto está implementado, está utilizando el sistema de tarjeta”.

De Brida remarcó que “es mucho que el 75 por ciento opte por pagar más teniendo la posibilidad de ahorrar” y aseguró que “este tipo de medidas llevan a que el pasajero recapacite un poco y busque su practicidad en el uso de la tarjeta”.

Por último, invitó a quienes aún no tengan su tarjeta a acercarse a las empresas, tanto en terminales como en las oficinas de Centenario y Senillosa, o a los kioscos de recargas.