Se realizarán distintas intervenciones en la vía pública, organizadas por la subsecretaría de las Mujeres del ministerio de Ciudadanía.

La subsecretaría de las Mujeres, dependiente del ministerio de Ciudadanía, organizó una serie de actividades a desplegar en las calles de la ciudad en conmemoración de la Semana Internacional de Lucha Contra el Acoso Callejero.

La convocatoria principal es para mañana frente al Correo Argentino, en Santa Fe y Rivadavia, y consistirá en una muestra itinerante de la campaña Piedra Libre al Macho, que consta de banners, postales y vinilos. Desde las 11, se podrá participar de la actividad contando relatos y respondiendo preguntas referidas al acoso callejero. También la campaña cuenta con varias piezas comunicacionales, como videos de realidad virtual, gif, folletería alusiva y spot radial.

La actividad se desarrollará en el marco de una estrategia gubernamental que tiene por objetivo visibilizar las situaciones de violencias constantes a las que son sometidas las mujeres de la ciudad. En este caso específico, en el espacio público. Por parte de la provincia, adherir a una propuesta internacional de lucha contra el acoso callejero implica dar un paso más hacia la equidad de género.

Participarán de esta estrategia autoridades y personal de las subsecretarías de Juventud y de las Mujeres.

El acoso callejero involucra prácticas de connotación sexual ejercidas por una persona desconocida en espacios públicos como la calle, el transporte o espacios semi públicos como el centro comercial, la universidad o las plazas, y que suelen generar malestar en la víctima. Estas acciones son unidireccionales, es decir, no son consentidas por la víctima y quien acosa no tiene interés en entablar una comunicación real con la persona agredida.

Los efectos del acoso se demuestran en acciones cotidianas de la víctima como cambiar los recorridos habituales por temor a reencontrarse con el o los agresores; modificar los horarios en que transita por el espacio público, preferir caminar en compañía de otra persona, o bien modificar su modo de vestir buscando desincentivar el acoso.