Con gran éxito culminó el Latinoamérica en Rosa, el encuentro internacional de botes dragones que reunió en hermandad a mujeres que lograron vencer el cáncer de mama. Según el doctor Donald McKenzie, el encuentro en Neuquén “fue la semilla para que se expanda la disciplina en toda Latinoamérica”.

Las aguas del Río Limay fueron el escenario internacional de un encuentro por la vida. El evento participativo y sin connotaciones competitivas, se desarrolló desde el jueves hasta el domingo, mediante la práctica del “Dragon Boat”, una actividad de rehabilitación postoperatoria que realizan mujeres sobrevivientes del cáncer de mama.

La jornada final tuvo premiación para todos los equipos, música en vivo a cargo de César Bongiovani. Todas las delegaciones bailaron y cantaron, haciendo que la tarde a orillas del río Limay se convierta en un espectáculo colorido y de gran alegría. Las mejores marcas las obtuvieron las delegaciones de Estados Unidos, Brasil y el equipo local Rosa Fénix Patagonia Argentina.

Durante el acto de cierre, la ministra de Turismo, Marisa Focarazzo agradeció “a cada uno de los equipos que llegaron hasta aquí” y compartió una frase con todas las remadoras: “El pasado pasó, el futuro es incierto y el hoy es un regalo, por eso se llama presente. Gracias por enseñarnos a amar la vida”.

El evento participativo se desarrolló en las aguas del río Limay, desde el jueves hasta el domingo mediante la práctica del “Dragon Boat”.

Haciendo una referencia a la conocida leyenda del río Limay, que hace volver a quienes beban su agua, el intendente de Plottier, Andrés Peressini, dijo que “durante estos tres días acaba de surgir una nueva leyenda, de las mujeres más tenaces, más firmes y con mayores ganas de vivir, que llevarán su palabra al mundo para que todas las sobrevivientes de cáncer de mama sepan que el río Limay las espera para que en cada palada se prolongue la vida”.

Mabel Toso, en representación de la Asociación Rosa Fénix Patagonia, destacó que “hay personas que llegaron haciendo mucho esfuerzo y desde muy lejos. Creemos que aprendimos un montón y eso es gracias a la gente que vino desde muy lejos a brindarnos sus enseñanzas y conocimientos”. Luego agradeció “a todos los equipos de trabajo del gobierno y del ministerio de Turismo, al equipo de trabajo de nuestro querido profesor Fernando Milla y, sobre todas las cosas, gracias a nuestras familias”.

A su turno, el doctor Donald McKenzie señaló que “fueron tres días formidables. Agradezco la posibilidad de estar aquí. Cuando estamos todos juntos nos damos cuenta de que somos más importantes juntos que en forma separada. Quiero decirles que esto es un importante comienzo para Latinoamérica. La importancia del ejercicio para todos, fue la semilla para que se expanda”.

Luego del acto de premiación la jornada culminó con la denominada “Ceremonia de la Flor”, donde cada participante con una flor en la mano y luego de un momento de silencio lanza la flor al río. Es una ceremonia que acontece en todo el mundo, en homenaje a las mujeres que perdieron su batalla contra el cáncer de mama. Cuentan que la primera vez que se realizó fue hace 23 años, cuando una rosa fue lanzada en medio de lágrimas como una señal de amor hacia una amiga.

Cabe destacar que esta es una actividad organizada por la asociación Rosa Fénix Patagonia Argentina en conjunto con el ministerio de Turismo y con la asistencia financiera del Consejo Federal de Inversiones (CFI) a través del COPADE.