La iniciativa se puso en marcha el año pasado y apunta a fomentar la participación ciudadana de la niñez y hacer de los espacios públicos lugares de juego libre y cuidado. 

La provincia de Neuquén, a través de la Red Provincial del proyecto “Ciudades de Niñas y Niños, Escenarios de Participación”, presentó ayer el programa “Piedra Libre para Jugar” en un conversatorio organizado por la Secretaría Nacional de Niñez, Adolescencia y Familia (SENAF), la Federación Argentina de Municipios (FAM) y el proyecto internacional «La Ciudad de las Niñas y los Niños”.

La Red Provincial es coordinada por el ministerio de Niñez, Adolescencia y Juventud, a través de la subsecretaría de Niñez y Adolescencia.

“Piedra Libre para Jugar” nació como una propuesta de la Red Provincial, y busca generar las condiciones necesarias en cada localidad para que las familias puedan apropiarse y disfrutar del espacio público para jugar libremente, sin peligros y sin circulación de vehículos. Si bien se implementó el año pasado en el contexto de las salidas recreativas por la pandemia de Covid-19, por decisión política del gobernador Omar Gutiérrez la medida aprobada a través del decreto 944/20 seguirá vigente más allá de la situación sanitaria actual.

“Compartir el Piedra Libre en este contexto es una oportunidad para entusiasmar a más localidades fuera de nuestra Provincia con esta propuesta. Nos parece importante remarcar que para desarrollar esta iniciativa se requiere decisión y articulación entre las distintas instituciones de las localidades”, expresó la subsecretaria de Niñez y Adolescencia, Miriam Díaz.

“El derecho a jugar, enunciado en la Convención de los Derechos del niño, toma fuerza con esta propuesta. Se trata de reconocerlo, ponerlo en práctica y que las niñas y niños junto a sus familias puedan disfrutar del espacio público que es común a todos. Se trata de ‘dejar jugar’”, agregó.

En ese sentido, el pedagogo italiano Francesco Tonucci, quien participó del conversatorio, señaló que “una ciudad será jugable cuando no existan más los espacios de juegos organizados por los adultos. Cuando nosotros dejemos jugar libremente a las niñas y niños”. “El espacio público es el lugar común a todos y allí se juega. Y ese espacio hay que devolvérselo a la gente, no sólo a los niños. Y para eso hay que sacar a los autos”, afirmó.

El evento se llamó “Salir a jugar”, en relación a la iniciativa que la SENAF impulsa a nivel nacional, partiendo también de la idea de Tonucci. “La prédica de Francesco nos pone la vara alta. Las expectativas no son sólo que haya un poco más de juego, sino que hay una idea de la relación entre las infancias y la ciudad que es muy poderosa mientras entendemos, al mismo tiempo, que a veces los pasos se van dando de a uno”, explicó el titular del organismo nacional, Gabriel Lerner.

Además de Neuquén, en el conversatorio compartieron sus experiencias la ciudad de Arroyito, Córdoba, y la vecina localidad de General Roca, Río Negro.

 

Sobre “Piedra Libre para Jugar”

El programa tiene como fin fomentar la participación ciudadana activa de la niñez, entendiendo el juego como un derecho, transformar los espacios públicos cotidianos en lugares de juego libre, sin peligros y sin circulación de vehículos en un determinado horario elegido por las localidades (aproximadamente dos horas) un día por semana. El maestro Francesco Tonucci fue quien concibió esta idea como un premio para la niñez después de haber sobrellevado la cuarentena e invita a las ciudades a adherir a su propuesta.

Asimismo, es una de las propuestas que han sido impulsadas en el marco de la adhesión del gobierno provincial, en 2018, al proyecto internacional “La Ciudad de los Niños” del Instituto di Scienze e tecnología dellaCognizione (Instituto de Ciencias y Tecnologías Cognitivas) de Roma y a la Red latinoamericana “La ciudad de las niñas y los niños”.

La iniciativa se lleva adelante los domingos y, de acuerdo con su realidad y sus necesidades, cada localidad define su modo de implementación a través de ordenanzas municipales. San Martín de los Andes, Piedra del Águila y Zapala ya han aprobado esas ordenanzas mientras que en Aluminé, Andacollo y El Cholar están en proceso de aprobación.

Además de estas ciudades, Piedra Libre se realizó en las localidades de Bajada del Agrio, Huinganco, Mariano Moreno, Picún Leufú, Senillosa, Taquimilán, Tricao Malal y Villa La Angostura.