Se elevó al Enargas la documentación que respalda la presentación que realizará la provincia en la audiencia pública. En el escrito se destaca que el debate acerca del abastecimiento de energía es esencial a la hora de pensar el desarrollo nacional de los próximos 30 años.

El ministro de Energía, Servicios Públicos y Recursos Naturales, Alejandro Nicola elevó al Ente Nacional Regulador del Gas (Enargas) la documentación que respalda la presentación que realizará la provincia del Neuquén en la audiencia pública convocada para el viernes próximo.

En el escrito se destaca que el debate acerca del abastecimiento de energía es esencial a la hora de pensar el desarrollo nacional de los próximos 30 años, y se asegura que “sin energía es imposible crecer”.

En ese sentido, la provincia quiere sumar su voz porque considera que el gas es un recurso no renovable que tiene para los neuquinos y el país una importancia vital, desde lo económico y lo social.

Neuquén produce la mitad del gas de todo el país, y en sus entrañas se encuentran los mayores recursos gasíferos que por su volumen ubican a la Argentina en el segundo lugar del mundo, según datos de la Agencia Internacional de Energía (AIE). La provincia tiene en la mano una herramienta indispensable para generar una revolución energética, cuyo desarrollo le permitirá a la Argentina autoabastecerse por más de 400 años, si se toman las medidas correctas.

“Estamos ante una situación crítica, importamos un tercio del gas que usamos y para dar respuesta a la demanda insatisfecha actual y futura hay tan solo dos caminos: o incrementamos la producción de gas en nuestro país, o incrementamos la importación”, indica el documento.

Además, señala que la producción de gas natural en Neuquén cayó entre 2004 y 2013 por dos factores fundamentales: por un lado, valores del gas en boca de pozo que no repagaban la inversión y, por el otro, la declinación natural de los yacimientos convencionales, a un ritmo promedio del 5% anual.

Dicha situación cambió a partir de 2013, cuando la producción comenzó a revertir su declino, y ya en 2014, cuando comenzó  a crecer nuevamente producto de varias causas. Entre ellas se destaca principalmente la puesta en producción de reservorios no convencionales que se habían manifestado en 2010 gracias al impulso del gobierno neuquino en la búsqueda de nuevos inversores y que a partir de la fijación de valores acordes al desarrollo de esos recursos -con la puesta en vigencia del Plan Gas-, comenzaron a tener una participación preponderante en el total de la producción de gas provincial.

La provincia del Neuquén aprobó hasta hoy 17 concesiones para desarrollos no convencionales de hidrocarburos. En ellas las empresas operadoras comprometieron la realización de 341 pozos en la fase piloto, con una inversión de 5.373 millones de dólares entre 2014 y 2020. En el caso de que estos pilotos arrojen los resultados esperados, se han comprometido la perforación de más de 8.600 pozos en la fase de desarrollo integral del área, con una inversión proyectada de 119.280 millones de dólares. La evaluación económica de estos proyectos, que permitió su aprobación y otorgamiento de la concesión, se efectuó sobre la base de los valores establecidos en el Plan Gas.

Estos desarrollos, junto a otros que están en marcha en Neuquén, permiten avizorar un horizonte promisorio en la producción del gas y cuya concreción contribuirá a lograr la seguridad energética de Argentina, pero como lo indica el documento elevado al Enargas, su realización depende de la existencia de valores de gas en boca de pozo adecuados.

Para descargar la presentación completa haga clic aquí.