Asistieron las directoras provinciales Andrea Ibáñez y Judith Wendel, dependientes del ministerio de Ciudadanía. Cada provincia presentó sus necesidades y se plantearon los lineamientos para este 2016.

La provincia del Neuquén participó de la primera reunión nacional del Consejo Federal de las Mujeres. El encuentro, encabezado por la presidenta del Consejo Nacional de Las Mujeres, Fabiana Tuñez, se desarrolló en Buenos Aires y contó con la participación de la ministra de Desarrollo Social de la Nación, Carolina Stanley, además de representantes de todas las provincias argentinas.

En representación de Neuquén, asistieron las directoras provinciales Andrea Ibáñez y Judith Wendel de la subsecretaría de Las Mujeres, dependiente del ministerio de Ciudadanía.

El objetivo de este primer encuentro fue plantear los lineamientos para este 2016. Wendel informó que durante la jornada “trabajamos por regiones, lo cual permitió conocer más en profundidad la realidad de las provincias vecinas, intercambiar puntos de vista,  reconocernos en algunos problemas comunes y también ver cuáles eran los avances que cada jurisdicción había podido hacer en la aplicación de la ley de violencia de género”.

Las participantes coincidieron en la necesidad de contar con la adecuada cantidad de refugios u otros dispositivos de acogimiento para garantizar a las mujeres que viven situaciones de violencia un lugar seguro, como también garantizar el uso de botones antipánico y efectivizar la aplicación integral de la legislación vigente.

Respecto de este último punto, Wendel señaló que “nuestra provincia se destaca por tener no solo la legislación propia para afrontar estas situaciones, sino recursos humanos formados para la atención”. Mencionó la comisión de seguimiento de la aplicación de las leyes provinciales 2785-2786; y la puesta en funcionamiento de un Observatorio de Violencia de Género.

Por último, las referentes de las provincias patagónicas coincidieron en reclamar la aplicación del programa “Ellas Hacen”, que brinda la oportunidad de salidas laborales a través de cooperativas, abordar la inclusión de víctimas de violencia o mujeres en situación de trata y/o prostitución en el Seguro de Capacitación y Empleo; la necesidad de contar con programas específicos de efectivización de derechos y la generación de un sistema nacional de datos.