El encuentro se realiza en el Palacio Pizzurno de la ciudad autónoma de Buenos Aires. Autoridades nacionales destacaron el trabajo que realiza la provincia del Neuquén.

El Consejo Provincial de Educación (CPE) participa de la Mesa federal para el diagnóstico y el planeamiento de la modalidad educación en contexto de encierro, a través del director general Modalidad en Contexto Privación de la Libertad, Marcos Torrecilla.

Del encuentro participan 23 provincias y se desarrolla en el Palacio Pizzurno de la ciudad autónoma de Buenos Aires.

Esta modalidad se ocupa de la atención educativa de las personas privadas de la libertad, ya sea en cárceles, institutos para menores de 18 años o centros de atención de adicciones.

Las dos jornadas de trabajo son presididas por la coordinadora nacional del ministerio de Educación de la Nación para la modalidad de Educación en Contexto de Encierro, María Isabel Giacchino de Ribet.

El equipo que coordina Giacchino de Ribet tiene un profesional en cada región del país para acompañar a las provincias. “Cada provincia o jurisdicción trae su propia planificación, su propio diagnóstico de necesidades. Las vamos trabajando regionalmente de modo de identificar cuáles son las fortalezas y debilidades a fin de trabajar con cada uno de esos aspectos”, dijo.

El 92 por ciento de las 650 personas que se encuentra privada de su libertad en la provincia del Neuquén están inscriptas para comenzar las clases de educación primaria, secundaria y formación profesional.

“A la provincia del Neuquén ya la veníamos viendo y está trabajando muy bien. Muchas de las cosas que se vienen avanzando se deben sostener porque se están haciendo en la línea correcta. Realmente se está trabajando muy bien”, destacó la funcionaria nacional.

En este ciclo lectivo, el CPE incorporó las materias de plástica, música y educación física en todas las unidades de detención, además de bibliotecas y bibliotecarios que atenderán las necesidades lectoras no solamente de los estudiantes, sino de todas las personas allí alojadas.

Giacchino de Ribet destacó esta inclusión que hizo la provincia para mejorar la calidad educativa en cárceles y centros de detención: “Lo que hace Neuquén a nivel educación en contexto de encierro no es tan frecuente en todas las provincias. Está brindando una educación integral para todos los aspectos de la persona, tal como dice la ley. En esto son pioneros”.

En el país existen más de 65.000 detenidos entre jóvenes y adultos. La modalidad atiende a unas 40.000 personas.