Neuquén inició las tareas preventivas para combatir las tucuras

septiembre 29, 2009

Técnicos de la dirección provincial de Sanidad y Fiscalización dictaron ayer la primera capacitación para técnicos y productores de Zapala y Loncopué. La actividad forma parte del Programa Provincial de Monitoreo y Control de Tucuras y continuará en las próximas semanas por localidades del norte y sur. En octubre se instalarán 14 estaciones para monitorear la plaga.

Con el objetivo de impedir la reproducción de poblaciones de tucuras en los pastizales naturales, la dirección provincial de Sanidad y Fiscalización -dependiente de la subsecretaría de Producción y Desarrollo Económico- realizó ayer dos capacitaciones dirigidas a técnicos, productores y encargados de campo de la zona de Zapala y Loncopué. La próxima etapa será la instalación de catorce estaciones de monitoreo en todo el territorio.

Mariano Bondoni, director general de Sanidad Vegetal de la provincia, explicó que la actividad forma parte del Programa Provincial de Monitoreo y Control de Tucuras financiado por Nación y por el cual a Neuquén le corresponden fondos por 250 mil pesos.

Calificó como “excelente” los encuentros realizados ayer en el centro de la provincia “por el nivel de interés que demostraron los productores” en conocer detalles de esta plaga, su incidencia en las plantaciones y los alcances del plan provincial y del nacional, del cual participan catorce provincias argentinas y que financia la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentos (Sagpya).

Según Bondoni, “básicamente los encuentros sirvieron para asesorar a los técnicos de las Agencias de Producción de la subsecretaría de Producción y Desarrollo Económico, en la zona Centro (Zapala, Las Lajas y Loncopué), a cuyo cargo estará el monitoreo de la plaga y, en caso de ser necesario, comandarán las acciones de control”.

“Todo ello -dijo- en conjunto con los profesionales de la Agencias Norte (Andacollo, Huinganco, Los Miches, Los Chacayes y las comunas del  Valle del Curi Leuvú) y Sur, con Aluminé y Junín de los Andes; cuyas charlas y talleres de capacitación similares se realizarán desde la semana próxima en cada municipalidad y comisión de fomento.

Habrá catorce estaciones de monitoreo

Bondoni detalló que “en los talleres se informó sobre los hábitos de la plaga, la forma de monitorearla y los momentos más oportunos para realizar un control que impida que las poblaciones del insecto causen daños económicos”. Además, se “recibieron buenas propuestas y respaldos de participación por parte de los dueños de los campos en caso de poner en marcha acciones concretas de control”, destacó.

Confirmó que “a partir de la primera quincena de octubre próximo estarán instaladas unas catorce estaciones de monitoreo en todo el territorio neuquino, que serán leídas y controladas por los técnicos de las Agencias Regionales del ministerio de Desarrollo Territorial”. Y sumó que “en función de los resultados de estos monitoreos se iniciarán las acciones de control, en casos puntuales”, justamente “porque las ninfas -comúnmente llamadas mosquitas- comienzan a nacer en esta época del año y ese es el tiempo oportuno para controlar los focos”.

El funcionario informó que para este control “en la primera etapa se aplica un producto químico fosforado de uso corriente en fruticultura y horticultura; se lo esparce en forma de lluvia con mochilas, en sitios localizados y nunca masivamente”. Luego, “pasada esta etapa (hacia fines de diciembre o principio de enero) cuando los insectos están más grandes y esta aplicación es más dificultosa, se utiliza un cebo tóxico fabricado con harina de trigo mezclada con el químico en los lugares donde la tucura va avanzando, entonces el insecto lo come y muere”.

Las especies de tucuras presentes en Neuquén se caracterizan por vivir en la periferia de los mallines, a los que bajan durante las horas de sol para alimentarse. Son muy voraces desde que salen de los huevos, por lo que es fundamental detectar el momento en que esto ocurre para evaluar la necesidad de realizar acciones de control.

El Programa es financiado a través de un convenio entre la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentos y la provincia y forma parte de un Programa Integral de Sanidad Vegetal que alcanza, además de a la tucura, a otras cuatro plagas de fuerte impacto económico provincial como la avispa taladradora de los pinos (Sirex noctilio), la chaqueta amarilla, la avispa sierra del sauce y el taladrillo de los forestales.