Neuquén inició la regularización dominial de lotes urbanos

julio 2, 2009

Se entregaron 28 títulos de propiedad que se suman a las más de mil escrituras concretadas en los últimos cinco años. En Neuquén capital restan tres mil terrenos por regularizar y se envió un proyecto de ley a la Legislatura a fin de extender el beneficio a todo el territorio provincial.

Bertoya junto a vecinos.

Durante una ceremonia que se realizó este jueves en la sede del ministerio de Desarrollo Territorial con la presencia de su titular, Leandro Bertoya, el Estado neuquino entregó a vecinos de Neuquén, Plottier, Centenario y Junín de los Andes 28 títulos de propiedad y los certificados de aprobación para la escrituración de 53 viviendas familiares.

Los trámites se cumplimentaron a través de la Unidad de Regularización Dominial, de acuerdo a lo establecido por la ley nacional Nº 24.374 de Régimen de Regularización Dominial. Esta Unidad fue creada por el Estado nacional en 1992, a través de la ley Nº 24.374, con la finalidad de normalizar estados de dominio de lotes urbanos que presentan dificultades para la obtención de los títulos definitivos dentro del régimen ordinario. Neuquén adhirió en 2003 a la norma mediante el decreto Nº 1192 encontrándose actualmente la autoridad de aplicación bajo la órbita del ministerio de Desarrollo Territorial.

En general se trata de propiedades cuyos dueños originales fallecieron y no realizaron el trámite de sucesión, por lo cual los adquirientes no pudieron nunca escriturar, detalló el coordinador técnico de la Unidad de Regularización Dominial, Elso José Fiore.

La ley permite comprobar la ocupación segura de los inmuebles luego de varios años, y otorgar la seguridad de su posesión. En los últimos 5 años se regularizaron más de mil lotes en la ciudad de Neuquén. Los trámites se realizan en avenida del Trabajador 650 de esta capital, sede de la unidad provincial.

El ministerio de Desarrollo Territorial envió un nuevo proyecto de ley a la Legislatura para extender este beneficio a pobladores de los 16 departamentos de la provincia. En Neuquén capital restan unos 3 mil lotes para escriturar.

Según se informó, los expedientes de regularización aprobados se tramitan en las escribanías y en el Registro de la Propiedad Inmueble, para ser inscriptos y entregados a sus beneficiaros -en sus domicilios- en el trascurso de los próximos 90 días. En esta instancia se encuentran los certificados de aprobación para la escrituración de 53 viviendas familiares entregados hoy en el acto por el ministerio de Desarrollo Territorial.

El ministro Leandro Bertoya aseguró que “para el Gobierno es una enorme satisfacción el poder brindar este beneficio a los pobladores y resolver de esta forma temas de vieja data de algo tan sentido como es el terreno donde está asentada la vivienda familiar”. Subrayó que “la Unidad permite que el trámite se haga en poco tiempo y a un costo muy bajo”.

Ratificó “el entusiasmo” del Estado por la iniciativa y agregó que “se trata del primer paso de una larga marcha de regularización que tanto necesita la provincia del Neuquén, para que los vecinos sean reales poseedores de su vivienda o propiedad, con la documentación respaldatoria correspondiente”.

Recordó que la oficina pública está ubicada en Avenida del Trabajador 650 de esta capital “y la meta -dijo- es que la gente conozca este programa, que se acerque a la Unidad de Regulación para que tramite su escritura”.

En cuanto al proyecto elevado a la Legislatura, Bertoya detalló que “la idea es extender este beneficio a los demás centros urbanos de Neuquén para amplificar esta ventaja a los terrenos que eran de propiedad municipal, que ahora están en manos de algún vecino y que por ello no tiene aún su documentación al día”. “La iniciativa cuenta con la mejor disposición de los distintos bloques de legisladores para su aprobación. Esto nos daría la herramienta legal en todo el territorio que fortalecería a la herramienta nacional que ya tenemos”, indicó.

Elso Fiore detalló que con esta entrega se cumple con la ley nacional de Regularización Dominial a la que la provincia se acogió mediante decreto Nº 1.193 del año 2003 y que le permitió al Estado poner en orden la documentación de todos los lotes privados distribuidos en el territorio. Subrayó que “se trata de pobladores que en su momento compraron un terreno -hace muchos años- y sólo poseían su boleto de compra, sin poder concretar la escritura por falta de documentación anterior”.

Agregó que “se trata de una ley simple, beneficiosa y muy social. Porque con un bajo costo, la gente puede obtener su título provisorio primero por un término de diez años período tras el cual la traslación de dominio es definitiva.”. Resaltó que “la iniciativa tiene doble beneficio: por un lado se regulariza la propiedad para el vecino y por el otro le permite a la Provincia el cobro de impuestos; y en paralelo se normaliza también el dominio con el municipio habilitándolo al cobro de tributos”.