Del acto central participó el gobernador Omar Gutiérrez. La ceremonia fue organizada por el Centro de Veteranos de Guerra “Malvinas Argentinas” y se realizó ayer en el cenotafio ubicado en el parque central de Neuquén.

El gobernador Omar Gutiérrez participó en la tarde de ayer del acto central por el día del Veterano y de los Caídos en la Guerra de Malvinas, que se realizó en el cenotafio de la ciudad, en el parque central de Neuquén, y fue organizado por el Centro de Veteranos de Guerra “Malvinas Argentinas”.

Estuvieron también presentes el intendente capitalino Horacio Quiroga; el presidente del Centro, Daniel David; veteranos de la guerra; familiares de los caídos; ministros; funcionarios provinciales y municipales, y numerosos vecinos que se acercaron a recordar un nuevo aniversario del desembarco argentino en las Islas Malvinas.

En su discurso, Gutiérrez calificó a los combatientes de Malvinas como “leonas y leones” que “dieron todo por su patria” y aseveró que “no caben dudas que, de la mano del diálogo, en paz y a través de la diplomacia, tenemos un compromiso de honor con los 20 mil veteranos de Malvinas, para que las islas Malvinas vuelvan a ser, como lo fueron, son y habrán de ser, argentinas”.

“No se puede fortalecer el porvenir y el futuro si no se rescata la historia», destacó el gobernador.

El gobernador indicó que “las Malvinas forman parte de la historia de la patria, en aquella guerra que marca sólo una página de esa gesta, y por eso deben ser incorporadas definitivamente en las escuelas. No se puede hablar de historia de la patria si no explicamos la historia de la gesta de Malvinas que está abierta, que no ha concluido y que en el triunfo de la paz y el diálogo habrá de establecerse justicia y verdad”.

Sostuvo en tal sentido que son “héroes porque fueron nobles a la Patria y cuando se los convocó no arrugaron, sintieron desde la profundidad de sus corazones el compromiso con el amor a la patria”.

“Partieron rumbo a Malvinas en esos 74 días, en condiciones desfavorables, en condiciones de inferioridad y en ese total de días cada uno de los 20 mil leones y leonas dijo: sí, nobleza, lealtad y patriotismo a la celeste y blanca”, expresó. Luego agregó que “cuando llegó el momento de volver, ya en territorio argentino, dijeron sí para explicar una supuesta derrota. Y digo esto porque hay derrotas que valen más que cien mil victorias y este es uno de esos casos”.

Gutiérrez aseguró que “esos 20 mil héroes forman parte del orgullo de la patria y habrán de vivir siempre en la intensidad y la profundidad de nuestros corazones”.

Por último, afirmó que “no se puede fortalecer el porvenir y el futuro si no se rescata la historia. Por eso, hoy venimos aquí no desde la obligación, sino desde la profundidad de nuestro corazón para que, entre todos, le expresemos a estos 649 caídos que más importante que lo que digamos es lo que hagamos y también lo que aprendamos a escuchar”.

“Esos 20 mil héroes forman parte del orgullo de la patria y habrán de vivir siempre, en la intensidad y la profundidad de nuestros corazones”, cerró el mandatario neuquino.

Toda la ceremonia estuvo acompañada por la Banda de Música del Comando de la Sexta Brigada de Montaña con asiento en Neuquén, que ejecutó los acordes de los himnos nacional y provincial, así como la marcha de Malvinas.

Luego de los discursos, los funcionarios y todos los presentes arrojaron 649 claveles en las piletas del monumento a los caídos (cenotafio), para luego hacer un minuto de silencio en su memoria.

Los presentes arrojaron 649 claveles en las piletas del monumento a los caídos.