Se encuentran disponibles en la plataforma web las líneas de tiempo históricas de Neuquén, las de cada una de sus zonas y la línea temática energía: eje del desarrollo neuquino.

El Proyecto Genoma, que lleva adelante el Consejo Federal de Inversiones (CFI), finalizó con éxito la publicación web de la línea de tiempo histórica de Neuquén (accesible desde https://goo.gl/w7baeP) y las líneas de tiempo de las zonas Norte, Sur, Este y Oeste.

La secretaría del COPADE y el ministerio de Educación realizaron el seguimiento de todas las etapas de este proyecto. El Proyecto Genoma propone una síntesis histórica orientada a la difusión del conocimiento de los procesos de constitución del actual territorio argentino.

Se trata de procesos históricos y sociales que articulados en forma integral contribuyen a la conformación de la identidad nacional. Así, se refleja la historia a partir de ejes como la cultura, lo político, lo económico y social, en el ámbito local, provincial y nacional, sobre una línea temporal geolocalizada en el espacio territorial.

El proyecto se integra con el desarrollo de un sitio web interactivo para albergar e integrar los contenidos de todas las cronologías. Esta plataforma tecnológica permite que los usuarios aporten información y fuentes adicionales, como así también, relatos de los sucesos actuales para participar de esta manera en la construcción colectiva del conocimiento histórico.

La ejecución del proyecto cuenta de un núcleo de editores y colaboradores calificados identificados previamente por el CFI y sus asociados, y un ámbito público, de consulta y construcción de nuevas líneas y contenidos, accesible para un público general interesado en la interacción y utilización de la herramienta.

La estrategia del Proyecto Genoma es abarcar un conjunto de comunidades vivas que se nutran de la capacidad de aprendizaje de sus miembros y están abiertas a los cambios y, por lo tanto, que sean capaces de rediseñarse continuamente, que compartan la información, las ideas, y utilicen la comunicación y el intercambio de forma flexible y continuada para la generación de conocimiento histórico.

Desde 1918, momento en que el equipo “Patria” enclavado en el Pozo 1 de la localidad de Plaza Huincul bombea los primeros litros de petróleo a la superficie hasta estos días, la provincia del Neuquén logró un papel protagónico en el aporte de energía al país. Dispone de fuentes energéticas renovables y no renovables. Cabe recordar que las energías renovables son solar, eólica, biomasa, hidráulica y geotérmica; y las energías no renovables son petróleo, gas natural, carbón y uranio.

Dentro de las energías no renovables, se destacan los hidrocarburos convencionales (disponibles por perforación directa) y los no convencionales (gas y petróleo encriptados en rocas). Un informe del departamento de Energía de Estados Unidos determinó, en 2013, que la formación patagónica podría contener la segunda reserva mundial técnicamente recuperable de shale gas y la cuarta de petróleo, por lo que se generó un foco de interés sobre la formación denominada Vaca Muerta.

Además, Neuquén concentra el segundo mayor porcentaje de generación eléctrica del país. Aporta el 25 por ciento de la energía hidroeléctrica y se ubica segunda en potencia instalada a nivel nacional (con 16,98 por ciento), solo detrás de Buenos Aires (17,26 por ciento). Las principales represas son seis: Alicurá, Piedra del Águila, Pichi Picún Leufú, El Chocón, Arroyito y Planicie Banderita.

Las líneas de tiempo puede encontrare en la web: Norte (https://goo.gl/SLjT8t), Este (https://goo.gl/5FoD3S), Centro (https://goo.gl/v1MjSz) y Sur (https://goo.gl/mSTqdD). También la línea temática Energía: Eje del desarrollo Neuquino (https://goo.gl/U2EFkn).