La provincia solicita una reunión plenaria para tratar “los graves hechos del pasado domingo 16 de junio, a raíz del colapso del Sistema Argentino de Interconexión (SADI)”.

El Poder Ejecutivo provincial, a través de la secretaría General y Servicios Públicos, envió hoy un pedido expreso al presidente del Consejo Federal de Energía Eléctrica (CFEE) -órgano que asesora al Poder Ejecutivo Nacional en todo lo concerniente a la industria eléctrica-, Juan Antonio Garade, solicitando una reunión plenaria “a efectos de tratar los graves hechos del pasado domingo 16 de junio, a raíz del colapso del Sistema Argentino de Interconexión (SADI)”.

En este sentido, la nota enviada al presidente del CFEE y firmada por el secretario Leonel Dacharry enfatiza que “como es de público conocimiento, durante las maniobras de reposición del suministro eléctrico, en distintas regiones del país se presentaron inconvenientes en la puesta en marcha de arranques en negro y posteriormente, durante los procesos de confirmación de islas eléctricas, se produjeron nuevos colapsos locales, debiendo reiniciarse las tareas de reposición, hechos que demoraron la normalización del suministro”.

Seguidamente, expresa que “en lo que respecta a nuestra jurisdicción, pese a ser una de las mayores generadoras de energía del país, nuestra provincia del Neuquén resultó una de las más perjudicadas frente al resto del país debido a que, según entendemos, tanto la transportista Transener como Cammesa transgredieron los procedimientos vigentes”.

“Como consecuencia de ambas situaciones irregulares, la mayor parte del servicio en la provincia del Neuquén no se pudo reponer sino hasta bien entrada la noche, afectando instalaciones esenciales, mientras en el resto del país se repuso el servicio a la mayoría de los usuarios en las primeras horas de la tarde”, se indica en la nota.