Desde las 9 se desarrolla la jornada nacional, que convoca a cerca de 200 productores, empresarios y funcionarios relacionados con la temática del ámbito nacional, de Chile y China.

La segunda Jornada Nacional de Cereza se desarrolla desde esta mañana en la ciudad de Neuquén, con la participación de cerca de 200 productores, empresarios y funcionarios relacionados con la temática del ámbito nacional, Chile y China. La apertura de la actividad estuvo a cargo del ministro de Producción e Industria de la provincia, Facundo López Raggi; y de Agroindustria de la Nación, Luis Miguel Etchevehere.

El ministro López Raggi destacó la importancia del sector cerecero “por cómo se está dando la apertura de mercados y la dinámica que está teniendo el sector, lo cual requiere de este tipo de eventos”.

En este sentido, indicó que “a partir de la línea que ha marcado el gobernador Omar Gutiérrez, la ampliación de la matriz productiva es un eje fundamental del ministerio de Producción e Industria y las cerezas son un eje fundamental dentro de esa ampliación de la matriz económica. Creemos que este sector puede llegar a traccionar fuertemente la fruticultura local, ya que está orientado netamente a la exportación”.

La jornada convoca a cerca de 200 productores, empresarios y funcionarios relacionados con la temática del ámbito nacional, de Chile y China.

El ministro recordó que “en el 2014 organizamos el primer encuentro que denominamos Simposio Internacional de Cerezas, al que asistieron todas las empresas desde Mendoza hasta Santa Cruz y esas empresas son las que hoy, después de todo un trabajo que venimos impulsando en la provincia del Neuquén a través del Centro PyME–Adeneu, conforman la Cámara Argentina de Productores de Cerezas Integrados (Capci)”.

“Este trabajo público y privado que venimos realizando es muy importante. En 2014 se realizó el primer vuelo chárter desde nuestro aeropuerto y otra vez en 2016 con cargamento de cerezas, a lo que se suma el trabajo que viene haciendo el gobierno nacional a través del ministerio de Agroindustria, el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) y la apertura de mercados”, mencionó.

“Hay todo un trabajo que venimos haciendo con el sector y estos eventos permiten actualizar conocimientos, no sólo en la etapa de producción, empaque, comercialización y apertura de mercados, sino que también permiten seguir sumando empresas”, aseguró y destacó que “como provincia queremos ampliar y darle continuidad a las plantaciones, porque contamos con capacidad para que se amplíe, por lo que el desafío ahora es poder generar instrumentos financieros para poder acompañar a aquellas empresas que quieren instalarse en la provincia”.

Por su parte, el ministro Etchevehere consideró que “la confianza es un insumo indispensable para las relaciones internacionales” y destacó “la apertura de mercados que se dio en los últimos cuatro años, abarcando diversos sectores, para lo cual es necesario el juego en equipo público y privado”.

Esta segunda edición de la jornada viene a dar continuidad a las acciones de acompañamiento a este joven y dinámico sector económico del país, uno de los pocos sectores frutícolas que pueden acreditar un constante crecimiento de sus volúmenes exportados durante los últimos diez años.

El sector cerecero nacional hoy cuenta con una superficie implantada de aproximadamente 2.300 hectáreas, exporta por unas 5.000 toneladas anuales y genera un ingreso de divisas al país por 22 millones de dólares. La Norpatagonia representó la última temporada el 42 por ciento de estas exportaciones nacionales, correspondiendo a la provincia del Neuquén el 16 por ciento de este volumen.

Estuvieron presentes, además, el intendente de Chimpay, Hugo Funes; el ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca de Río Negro, Alberto Diomedi; el secretario de Trabajo de Río Negro, Lucas Pica, el yitular de la Cámara Argentina de Productores de Cerezas Integrados (Capci), Alejandro Zimmermann, empresarios, profesionales y productores del sector.