Por primera vez en el país se concretó la obtención de información para la confección de un mapa sanitario forestal en la cuenca norte mediante un relevamiento aéreo.

Por primera vez en el país se concretó la obtención de información necesaria para la confección de un mapa sanitario forestal en la cuenca norte, que involucra a las localidades de Las Ovejas, Andacollo, Huinganco, Manzano Amargo, Varvarco y área de influencia, mediante un relevamiento aéreo.

El trabajo permitirá medir el nivel de afectación por Sirex en la región, tarea que el ministerio de Producción e Industria, a través de la subsecretaría de Producción, pone en marcha haciendo eje en el trabajo interinstitucional en conjunto con el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) y con la participación del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa), la secretaría de Desarrollo Territorial y Ambiente, la Corporación Forestal Neuquina (Corfone) y técnicos de los municipios de la región.

La subsecretaria de Producción, Amalia Sapag, comentó que “Neuquén es pionera en el trabajo con el área de forestación y esta es una de las actividades principales dentro de la matriz productiva, contemplada también en el Plan Quinquenal de la provincia”.

“Estamos ahora trabajando fuertemente en la sanidad de los bosques implantados. En todo el territorio neuquino hay más de 60.000 hectáreas forestadas, siendo la provincia con mayor superficie de toda la Patagonia”, agregó.

Especificó que Neuquén “no sólo trabaja con incentivos forestales y la promoción de toda la actividad de plantación y producción, sino que es pionera también en todo el agregado de valor con una empresa pública como lo es Corfone, que ha implementado tecnología de última generación para todo el proceso de elaboración de la madera y construcción de viviendas”.

“Desde el ministerio de Producción e Industria nos estamos dedicando ahora a hacer el relevamiento del estado de infestación que hay del Sirex noctilio, que es la avispa taladradora de los pinos. Desde hace muchos años venimos trabajando en un manejo integral de la plaga que tiene que ver con tratar de mitigar sus efectos, ya sea con control biológico o control mecánico”, explicó.

“Era muy necesario hacer un relevamiento aéreo”, dijo Sapag y explicó que se “nos ha puesto a disposición el helicóptero de la provincia, con el que estamos sobrevolando hoy las más de 13.000 hectáreas forestadas que hay en el norte neuquino, y evaluando cuál es el estado de afectación que tienen los pinares”. Añadió que “para nosotros es un orgullo poder concretar esta actividad y contar con una herramienta tan particular como es el helicóptero y también ser la primera provincia del país que haga este tipo de relevamiento y de control”.

Trabajo técnico

El técnico de INTA Bariloche, José Villacide, mencionó que este “es un gran trabajo que empezamos desde el INTA en colaboración con la provincia del Neuquén, desde donde vino todo el soporte técnico y logístico y nosotros ayudamos en la elaboración de los planes de vuelo y a la cuantificación del daño”.

“Es la primera vez que se hace un relevamiento sanitario de manera oficial en Argentina. Estamos muy contentos por haberlo logrado y todo lo que implica disponer de un medio aéreo, para un trabajo de estas características y sobre todo por el resultado que nos llevamos después de estas horas de trabajo que se traducen en tener por primera vez un mapa de distribución y de intensidad de daño de Sirex”, dijo y destacó que “lo que realmente ha facilitado la tarea es haber trabajado en conjunto”.

El director general de Sanidad Vegetal y Emergencia Agraria de la subsecretaría de Producción, Mariano Bondoni, explicó que previo a este vuelo, “se trabajó en revisar el protocolo de control biológico, se mantuvo un intercambio con los técnicos locales y se realizaron recorridas”.

Además, detalló que “se comenzó a planificar la estrategia sanitaria y el plan de vuelo, y se trabajó en gabinete para revisar estrategias para que la acción pueda ser mucho más contundente”.

El equipo mantuvo una capacitación para realizar este trabajo que estuvo a cargo del doctor Miguel Ángel Poisson, profesional proveniente de Chile, que cuenta con una vasta experiencia en relevamientos diagnósticos y planes de control de Sirex. El especialista brindó un análisis de la información cartográfica de las plantaciones.

También revisó el inventario forestal brindado por la dirección de Recursos Forestales de la provincia, y delineó la determinación del plan de vuelo brindando un entrenamiento a los técnicos de la provincia y del resto de las instituciones participantes, en la diferenciación desde el aire de las plantas afectadas por la plaga.

Poisson explicó que en la tarea “clasificamos los rodales y los predios con más daño. Sobre ellos vamos y los medimos en términos terrestres. Con eso aplicamos una estrategia de manejo en función del nivel de daño que tienen”.

Destacó que le llamó la atención que “hay árboles atacados, con emergencia, que están verdes y eso responde a una fenología y fisiología distinta de la especie, porque nosotros cultivamos pino Radiata pero no tenemos experiencia en pino Contorta o pino Ponderosa”.

“Eso fue un aprendizaje para mí”, dijo y añadió que “en general la condición sanitaria es buena, aunque hay excepciones por las que hay que preocuparse, que es en las zonas en las que se ven pequeños focos”.

El trabajo permitirá medir el nivel de afectación por Sirex en la región, tarea que el ministerio de Producción e Industria, a través de la subsecretaría de Producción, pone en marcha haciendo eje en el trabajo interinstitucional.