La actividad se realizó días atrás en la localidad El Maitén de la provincia de Chubut. La jornada fue impulsada por el programa Sumar -ampliación del Plan Nacer- que trabaja en una perspectiva intercultural de la salud, con el objetivo de mejorar la accesibilidad y calidad de atención a los pueblos originarios.

Referentes del ministerio de Salud de la provincia del Neuquén participaron de la 1° Jornada de Medicina Popular de la mano con la Ciencia “Caminando hacia el bienestar”, que tuvo lugar el 10 de octubre pasado en la localidad El Maitén, provincia de Chubut. La jornada fue impulsada por el programa Sumar -ampliación del Plan Nacer- que trabaja en una perspectiva intercultural de la salud, con el objetivo de mejorar la accesibilidad y calidad de atención a los pueblos originarios.

Esta actividad tuvo como ejes la revalorización de la cultura mapuche, la exposición de experiencias de salud intercultural en hospitales de la región y el reconocimiento de hierbas medicinales a cargo de las agentes de salud tradicional. Fueron convocados a participar las comunidades, sus referentes y agentes de salud, los integrantes de los equipos de salud y la comunidad en general.

Los referentes de la provincia del Neuquén que asistieron a las jornadas fueron la directora general de Atención Primaria de la Salud, María Luz Gamboa; la coordinadora de Área Rural del hospital Aluminé, Ramona Erize, y el lonco de la región, Pedro Salazar.

Una vez finalizada la jornada tanto Luz Gamboa como Ramona Erize coincidieron en que el encuentro fue “muy interesante”, ya que permitió intercambiar experiencias sobre interculturalidad entre los distintos actores del sistema de salud y las comunidades.

Al respecto, Erize señaló que “a partir del encuentro se pudieron observar los avances de la provincia de Neuquén en materia de salud intercultural, en comparación con otras jurisdicciones”.

Asimismo, dijo que durante la jornada tuvo la posibilidad de explicarle a los presentes cuáles son las “acciones interculturales” que se desarrollan en Aluminé con las comunidades mapuches, como la realización de talleres sobre embarazo, talleres de plantas saludables y la construcción del centro de salud intercultural en Ruca Choroi “Ranguiñ Kien”, entre otras.

Luego manifestó que fue “importante mostrar nuestra experiencia, porque son acciones concretas con las comunidades”, y agregó que “el equipo de salud tiene que estar involucrado, pero también tiene que haber autoridades de la comunidades”.

Estas jornadas se realizaron en conjunto entre el Área de Salud Pueblos Indígenas de la dirección de Promoción y Prevención del ministerio de Salud de la provincia de Chubut, el programa Sumar y el Proyecto Funciones Esenciales de Salud Pública (FESP), con el fin de generar un espacio de intercambio entre el personal de salud y médicos tradicionales de la región, profundizar el diálogo intercultural y reconocer la complementariedad entre los modelos médicos.

Desde el ministerio indicaron que este tipo de encuentros tiene por objetivo poner foco en el carácter intercultural de toda práctica de salud, porque tal como escribe Ángeles Tessio, el recorrido académico de los profesionales de la salud “no nos enseña a respetar los derechos de otros/as, ni a concebir la salud y su recuperación de un modo diferente al nuestro. Esta falta o limitada habilidad para trabajar con la diversidad intercultural marca muchas veces el fracaso del sistema, en espacios donde los/as trabajadores/as están, pero donde no se aceptan las creencias de otras culturas, ni la posibilidad de entablar un diálogo fecundo con ellas, que permita aprovecharlas”.