El pedagogo italiano presentó “¿Puede un virus cambiar la escuela?”, su reciente publicación y destacó la experiencia de Argentina y de Neuquén en particular en materia de políticas públicas para las niñeces.

La Red nacional del proyecto Ciudad de Niñas y Niños, coordinada por la provincia de Neuquén a través de la subsecretaría de Niñez y Adolescencia del ministerio de Niñez, Adolescencia y Juventud, organizó y acompañó la presentación del libro escrito por Francesco Tonucci, fundador del proyecto.

El libro recoge experiencias de las niñeces y la escuela en este tiempo de pandemia en distintos puntos del mundo e incluye varias de las iniciativas que se impulsaron en Argentina a través de la Red Nacional.

Al iniciar el encuentro, realizado en la plataforma Zoom y transmitido por Facebook, Sofía Sanucci Giménez, ministra de Niñez, Adolescencia y Juventud resaltó que “la Red neuquina nos permitió repensar cómo sostener el vínculo con las niñas y los niños” y, en ese sentido, contó la experiencia de adaptar la actividad de los Consejos de Niñas y Niños Ciudadanos a la radio, un medio de comunicación frecuente en las localidades de la Provincia.

La ministra destacó también que “la pandemia nos enseñó a reinventarnos en todo sentido y nos enseñó que toda la construcción es colectiva”.

“Este libro no es mío, es de las niñas y los niños”, fue lo primero que expresó Tonucci. El maestro e ilustrador italiano, “niñólogo”, como lo llamaron en el evento, puso de manifiesto también la contrariedad: “Si el mundo se ha parado y la escuela no ha parado, algo falla. Me pregunto de quién es la escuela”.

“Agradezco a Argentina, ha sido un país especial. Nunca hemos encontrado una escucha tan fuerte y una acogida de nuestras propuestas como en Argentina. Aquí hemos tenido la posibilidad de que funcionarios públicos lleven esas propuestas a un cambio a nivel político”, resaltó y concluyó que “a la pregunta del título mi respuesta es no, ni un virus puede cambiar la escuela. Es la escuela la que puede cambiarse a sí misma”.

El panel que acompañó a Tonucci en la presentación estuvo compuesto por Miriam Díaz, subsecretaria de Niñez y Adolescencia de Neuquén, Gabriel Lerner, secretario de Niñez, Adolescencia y Familia a nivel nacional, y Gladys Patricia Kochen, subsecretaria de Planeamiento, Prospectiva e Innovación del Ministerio de Educación de la Nación.

Miriam Díaz hizo un repaso por las campañas y acciones que se llevaron adelante en el contexto de la pandemia desde la Red Nacional, muchas ellas impulsadas desde Neuquén y que son retomadas en el libro. “Fueron los Consejos de Niñas y Niños los que nos brindaron una información enorme sobre la situación y sirvieron como para la realización de propuestas para las niñeces. Durante esta pandemia las niñas y los niños nos pidieron que les hablemos, que los escuchemos, que les preguntemos y les consultemos”, expresó.

Por su parte, Gabriel Lerner destacó “la enorme generosidad de Francesco y el compromiso conocido con las infancias de alguien que es un estudioso, por un lado, pero a través de ese estudio apunta a la transformación social”. El funcionario nacional destacó “la mirada activista” de Tonucci en un “libro fácil de leer que aborda temas sumamente complejos, en un lenguaje claro, sencillo”.

“Francesco nos habla mucho en este libro del lugar de la escuela y su relación con la comunidad. Y nos señala cómo esta pandemia nos vino a marcar todo lo que era necesario revisar de la escuela”, dijo, a su vez Gladys Kochen y agregó que “la escuela tiene que hacer del juego un vehículo a través del cual aprender”.

Al finalizar la presentación del libro se realizó una reunión con las y los integrantes de la Red Nacional del proyecto La Ciudad de las Niñas y los Niños, de la que participaron referentes de las ciudades y entidades que la conforman para planificar el trabajo conjunto.