Se trata de la formalización de un acuerdo de solución amistosa ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) por este caso de violencia por motivos de género. Asimismo, se asumieron una serie de compromisos de reparación para prevenir, sancionar y erradicar la violencia de género.

El gobernador de la provincia del Neuquén, Omar Gutiérrez, acompañó al Estado Nacional en el acto público de reconocimiento de responsabilidad internacional y el pedido de disculpas por las violaciones de derechos que sufrieron Ivana Rosales y sus hijas, Abril y Mayka. En el mismo evento, también se firmó el primer acuerdo de solución amistosa ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) en un caso de violencia por motivos de género.

En el año 2002, Ivana Rosales sobrevivió a un intento de femicidio perpetrado por su ex pareja, Mario Garoglio, y el tratamiento judicial del caso fue deficiente, violatorio de los compromisos internacionales asumidos por Argentina en materia de derechos humanos. Junto a sus hijas padeció múltiples violencias por las cuales demandó al Estado ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos por cómo se había llevado su caso. En 2017, Ivana falleció por un ataque epiléptico, consecuencia de los golpes que recibió de Garoglio, y su hija Abril tomó como propio el proceso ante la CIDH.

La actividad se desarrolló en la ex ESMA de la Ciudad de Buenos Aires y contó con la participación del ministro de Ciudadanía provincial, Ricardo Corrad Diez; la subsecretaria de Derechos Humanos provincial, Alicia Comelli; la Vocal del Superior Tribunal de Justicia – Poder Judicial de la Provincia del Neuquén, Maria Soledad Gennari; la ministra de las Mujeres, Géneros y Diversidad de la Nación, Elizabeth Gómez Alcorta; el secretario de Derechos Humanos de la Nación, Horacio Pietragalla Corti. También participaron la directora Ejecutiva del Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), Paula Litvachky; la Primera Vicepresidenta de la CIDH y relatora para la Argentina, Julissa Mantilla Falcón; y la periodista neuquina, Virginia Trifogli.

Luego de ofrecer disculpas en nombre del pueblo y del gobierno de la provincia del Neuquén, el gobernador Omar Gutiérrez manifestó que, “este caso, y a través de las medidas que se han adoptado y el acuerdo al que hemos arribado, debemos reafirmar día a día nuestro compromiso por procurar que el Estado en su conjunto erradique los prejuicios, los estereotipos y las prácticas que constituyen las causas fundamentales de la violencia por razón de género contra la mujer”.

El mandatario también agregó que, “no hay justicia social con violencia de género. Cada vez que hablemos de justicia social tenemos que poner como prioridad el acento en algo que todos tenemos que construir colectivamente y lograr: mismas posibilidades y oportunidades para nuestras mujeres. Justicia social es sinónimo de lucha e igualdad de género y de que nunca más violencia hacia una de nuestras mujeres”.

Por su parte, el ministro de Ciudadanía, Ricardo Corradi Diez, valoró el acto llevado a cabo y expresó que, “esta iniciativa se da gracias a una intensa lucha por conseguir justicia y reparación. Institucionalmente es indispensable el pedido de disculpas y lo celebramos porque significa un paso más en la protección plena de los derechos humanos de las mujeres, especialmente en lo relacionado a prevención, sanción y erradicación de las violencias por motivo de género”.

Asimismo, Corradi dijo que, “desde lo humano, entendemos que el valor más importante que tiene esta situación es el hecho de la transformación social y judicial. Hoy la perspectiva de género es una necesidad en la construcción de la ciudadanía, hay una mayor toma de conciencia respecto a la igualdad de derechos y oportunidades entre hombres y mujeres. En ese contexto, desde el gobierno provincial seguiremos trabajando para deslegitimar y desnaturalizar las violencias de género y familiar, para que nunca más se vuelva a repetir esta historia”.

Medidas de reparación

En septiembre de 2019, la provincia del Neuquén asumió una serie de compromisos de reparación, que ahora con la firma del acuerdo con el Estado Nacional se complementarán con medidas de alcance federal para avanzar en la prevención, sanción y erradicación de la violencia por motivos de género.

El Acuerdo firmado incluye importantes garantías de no repetición en relación con las violencias por motivos de género, por ejemplo:

-El compromiso de realizar acciones concretas dirigidas a fortalecer el acceso a la justicia;

-Medidas para asegurar la efectiva implementación de programas de atención y acompañamiento integral a personas en situación de violencia por motivos de género;

-Políticas para robustecer los dispositivos territoriales de atención,

-Capacitaciones y sensibilizaciones sobre la temática;

-Políticas de gestión de la información que permitan contar con datos fiables,

-Implementación de políticas públicas orientadas a prevenir hechos de violencia, entre otras.

-Efectiva implementación del Estado Nacional del Plan Nacional de Acción contra las Violencias por Motivos de Género 2020-2022.