Murió el ex gobernador Felipe Sapag

marzo 14, 2010

Ayer, domingo 14 de marzo por la noche, falleció en su domicilio de Neuquén capital, como consecuencia de una enfermedad que hace tiempo lo aquejaba. Fue cinco veces gobernador de la provincia y fue uno de los fundadores del Movimiento Popular Neuquino. El velatorio se realiza en su domicilio particular.

Murió el ex gobernador Felipe Sapag.

Ayer, domingo 14 de marzo por la noche, en su domicilio de Neuquén capital, falleció Felipe Sapag, cinco veces gobernador de la provincia y fundador del Movimiento Popular Neuquino, como consecuencia de una enfermedad que lo aquejaba hace tiempo. Sapag se encontraba rodeado de sus familiares más próximos.

El actual gobernador de la provincia y sobrino del histórico dirigente, Jorge Augusto Sapag, concurrió anoche pasadas las 23, al velatorio de don Felipe que se realiza durante toda la jornada de hoy en su domicilio particular de calle Belgrano al 500 de la ciudad de Neuquén, tal cual habría sido su voluntad. Por la tarde, luego de las 18, sus restos serán trasladados al panteón que la familia posee en el cementerio central de esta capital y descansarán junto a sus hijos Ricardo y Enrique.

Había nacido en Zapala el 14 de febrero de 1917. Se dedicó a la actividad empresaria y política de muy joven. Fue militante y dirigente justicialista -llegó a presidente del Consejo Municipal de Cutral Co en la década de 1950 en representación del Partido Peronista-.

Años después, y en virtud de estar el justicialismo proscripto, con sus hermanos Elías, Amado, José y otros dirigentes peronistas fundó el MPN. Fue electo gobernador por primera vez en 1962, pero el golpe de Estado que derrocó a Arturo Frondizi dejó sin efecto la asunción al poder.

Volvió a triunfar en las elecciones de 1963, cuando Arturo Illia resultó elegido presidente, y volvió a ser derrocado por el golpe militar de 1966, encabezado por el general Juan Carlos Onganía. En 1970, Onganía le propuso asumir como interventor de Neuquén, cargo que aceptó ejerciéndolo hasta 1972.

En 1973 volvió a ganar las elecciones a gobernador, cuando Héctor Cámpora resultó elegido presidente. En ese año, Neuquén fue el único distrito del país donde el frente encabezado por Cámpora resultó derrotado. En 1976, un nuevo golpe de Estado y dictadura militar lo echó nuevamente del poder.

Restablecida la democracia en 1983, nuevamente triunfó en las elecciones para gobernador, cuando Raúl Alfonsín lo hizo en las de presidente. Por primera vez terminó su mandato en 1987 resultando reelecto una vez más en 1995 hasta 1999.

En su primer gobierno, Felipe Sapag sentó las bases para el desarrollo social y económico de la provincia. En principio, diseñó un plan de salud que resultó ser modelo en América Latina y fundó el Consejo para el Desarrollo de Neuquén (COPADE), un organismo de planificación al que dotó de especialistas y consultores de primera línea que le ayudaron a realizar un diagnóstico de la situación provincial y a plantear un Plan de Desarrollo que dio el marco estratégico para el futuro.

El gobierno de Sapag eliminó las escuelas rancho de la provincia, levantó nuevos edificios escolares y duplicó su cantidad. En total, en menos de tres años, se construyeron 157 edificios escolares.

Se fundó la Universidad Provincial del Neuquén, que fue la base de la actual Universidad Nacional del Comahue.

Se construyeron casi 13 mil viviendas en el primer gobierno de Sapag, lo que significó un techo para 50 mil personas. Introdujo novedosas tecnologías de viviendas industrializadas, baratas pero confortables, adaptadas al clima neuquino.

Se sentaron las bases al Sistema Provincial de Salud, que tuvo su punto culminante en el segundo gobierno de Sapag. En el primero se comenzaron a levantar hospitales y centros de salud, de los que carecía totalmente la provincia.

Durante su gestión se comenzó con el plan vial provincial que mejoró las vías de comunicación -rutas y puentes- entre todos los municipios de la provincia. Se iniciaron los primeros programas de forestación y se sancionó una ley de promoción a las inversiones turísticas, agropecuarias e industriales que rige en la actualidad.

Además, se inició un proceso de transferencia de dominio a comunidades mapuche mediante una ley específica.

Sapag estaba casado con Estela Romeo y era padre de cuatro hijos: Luis, Silvia, Ricardo y Enrique. Los dos últimos murieron durante la pasada dictadura militar.