El ministro de Energía y Recursos Naturales, Alejandro Monteiro, se expidió en referencia a la posibilidad de que Nación tome la operación de las represas hidroeléctricas de las provincias de Neuquén y Río Negro.

“El gobierno nacional nos manifestó que tiene diseñada una hoja de ruta. Una vez que la conozcamos en detalle y nos saquemos todas las dudas, van a ser los gobernadores quienes definan si consensuamos con ese trabajo o consideramos que hay que hacerle modificaciones”, fueron las declaraciones del ministro de Energía y Recursos Naturales, Alejandro Monteiro, en referencia a la posibilidad de que Nación tome la operación de las represas hidroeléctricas de las provincias de Neuquén y Río Negro.

El ministro confirmó que, en el día de ayer y en el marco del evento IDEA que se desarrolló en la ciudad de Neuquén, mantuvo, una reunión con la secretaria de Energía de la Nación, Flavia Royón. En el encuentro, las autoridades nacionales, informaron que “no van a prorrogar las concesiones hidroeléctricas”, asegurando que “tienen diseñado una hoja de ruta que nos quieren presentar a las provincias para que nosotros demos nuestra opinión al respecto”, precisó Monteiro, al tiempo que aclaró que “sobre esa hoja de ruta no se conversó en detalle”.

En respuesta, el ministro de Energía y Recursos Naturales, explicó que desde las provincias “solicitamos que se informe en detalle los términos de esa hoja de ruta, y transmitimos los puntos en los que Neuquén y Río Negro están de acuerdo y que son producto del trabajo técnico realizado desde fines del 2021 y todo el 2022”.

Se trata de tres puntos que comprenden, en primer lugar, la administración: “Queremos participar como provincias, dueñas del recurso hídrico en la administración de los complejos hidroeléctricos, es decir participar de la definición del tipo contractual que se va a diseñar para cada uno de los complejos hidroeléctricos y discutir cómo se va a valorizar la energía y la potencia”.

En segundo lugar, las regalías “Creemos que, por el estado de maduración y amortización de estos activos, corresponde plantear un incremento en las regalías respecto de lo que se viene cobrando”. Y por último, “planteamos la realización de un fondo de “infraestructura hidroeléctrica” que se nutra con las rentas que generen los complejos, y que esté destinado a financiar obras en esta materia y que sean en la misma cuenca hídrica en donde se originan esos fondos”.

“El agua es propiedad de las provincias”, sostuvo Monteiro, remitiéndose al año 1993, cuando se otorgaron las concesiones hidroeléctricas, y en el que – previo cambio en la Constitución Nacional-, se estableció que las provincias son titulares originales de los recursos naturales “por lo que pretendemos tener una participación distinta en la discusión del futuro de las represas”.

En el mismo ámbito, las autoridades también se reunieron con integrantes de la Autoridad Interjurisdiccional de Cuencas (AIC), quienes plantearon la necesidad de actualizar el financiamiento del organismo.