El encuentro se dio en el marco del 25 de noviembre, jornada de reflexión sobre la eliminación de las violencias hacia las mujeres.

La ministra de Gobierno y Seguridad, Vanina Merlo participó hoy de la charla – debate “Repesándonos…entre nosotras” que organizó el Centro de Atención a la Víctima -CAV- en el marco de la semana del 25 de noviembre y como antesala al Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres.

La ministra Merlo celebró la conformación del espacio de reflexión y a la vez remarcó la necesidad de trabajar “por una sociedad que nos está reclamando un paso hacia adelante, y poder atravesar con perspectiva de género cada una de las políticas públicas que llevamos adelante”.

Agregó que “aún resta mucho por hacer a partir del abordaje del enfoque de género, tan necesario para cambiar la historia de las mujeres y de la sociedad en su conjunto”.

El objetivo del encuentro fue visibilizar los problemas en torno a la violencia de género y sus formas, y la consecuente necesidad de incorporar una mirada feminista en todos los órdenes de la sociedad civil.

Participaron 55 representantes mujeres que integran distintas instituciones; entre ellas, organismos que cumplen la tarea de acompañamiento y asistencia a mujeres víctimas de violencia de género. También participaron desde cooperativas, OSC, colectivos LGBTIQ+, comedores comunitarios, escuelas primarias, entre otras instituciones.

Luego, las participantes expusieron los principales obstáculos que existen en los distintos ámbitos sociales con los que se relacionan al no contar con un enfoque de género que las acompañe.

“Las críticas más sobresalientes en torno a los espacios de trabajo, vienen representadas por la durabilidad de las licencias de maternidad y la falta de lactarios”, comentó el director provincial del CAV, Rodolfo de la Fuente.

Durante el encuentro también se trató el aumento de la violencia de género e intrafamiliar que se evidenció durante la pandemia del Covid-19, y la importancia de fortalecer los dispositivos con los que cuenta el ejecutivo provincial para asesorar y contener a las mujeres que son víctimas.