Mayor contención para menores en condición de vulnerabilidad

abril 29, 2010

Se incrementaron los trabajos de contención en los hogares de menores con el objetivo de brindar nuevas alternativas de resolución a sus problemáticas particulares.

El equipo técnico de la de la dirección general de Promoción y Restitución de Derechos de la subsecretaría de Gestión Social y Desarrollo adelantó este jueves que aplicarán un novedoso enfoque para la resolución de problemas de menores en condición de vulnerabilidad que residen en hogares de la provincia.

Con el objetivo de brindarle nuevas alternativas de contención a cada menor en particular, desde la dirección general dijeron que se incrementaron los trabajos en los hogares de menores.

El director de Promoción, Andrés Viscarra, aseguró que “la nueva modalidad que implementaremos consiste en enfocar el esfuerzo resolviendo los problemas mediante el fortalecimiento y desarrollo de programas como Familias Solidarias, Familias Extensas o Madres Cuidadoras”.

En las ciudades del interior de la provincia, con la ayuda de la comunidad -que interviene de diferentes maneras- ya se aplica esta modalidad como opción para la resolución de estos casos.

El ministerio de Desarrollo Social cuenta con ocho residencias dependientes de la institución y una Organización no Gubernamental (ONG) que ampara a 75 menores de diferentes edades, características sociales y capacidades. Funcionan como una primera alternativa de contención, con el objetivo de proteger y evitar daños mayores acarreados por las situaciones particulares de los jóvenes en estado de vulnerabilidad.

Una alternativa para los más vulnerables

Si bien las estadísticas nacionales indican que un 80 por ciento de los menores institucionalizados originan conductas delictivas que derivan en procesamientos penales, en el caso de la provincia de Neuquén el mayor índice de casos registrados corresponde a menores que sufren la vulneración de sus derechos a través de actos de violencia, según se indicó en un documento de la cartera social.

“En aquellos casos en que un menor ingrese por una conducta delictiva, el equipo técnico establece un sistema de atención e intervención donde, a través de la contención y la construcción de vínculos afectivos, se les genera un proyecto alternativo de vida”, expresó Viscarra.

Y agregó “en estas instituciones les damos la posibilidad de seguir estudiando, de tener un lugar donde estar protegidos y de ampliar sus capacidades para desarrollarse en su salud psíquica y física con la cual muchas veces no llegan. Por ello la mayor parte de los casos se reinserta e integra a la sociedad con un proyecto de vida completamente diferente que tiene que ver con el estudio y el trabajo”.

Las medidas adoptadas por la institución son transitorias, ya que el período de contención brindado se extiende por un plazo que varía entre los 60 y 90 días. “El desafío propuesto es generar alternativas que permitan que estos menores sean restituidos a su familia de origen o a una familia de acogimiento en el menor plazo posible, utilizando como método la construcción de lazos afectivos y de protección duraderos”, concluyó el director de Promoción.