La propuesta de trabajo incluyó seis talleres presenciales abarcando a 120 trabajadores vinculados a los distintos sectores del Municipio.

El equipo de la Dirección General de Masculinidades de la Subsecretaría provincial de las Mujeres completó el primer ciclo de talleres destinado a los trabajadores del municipio de Plottier. El cierre de las jornadas de sensibilización en género y masculinidades incluyó la entrega de certificados por parte de las autoridades locales. La actividad se articuló con el Área Mujer y Género de la Secretaría de Desarrollo Social de la localidad.

“El objetivo de los talleres fue generar un espacio de reflexión para los varones de la planta municipal para trabajar sobre cómo se construye y reconstruye la dominación y la violencia de género. La idea es que en estos espacios se reflexione sobre todas las formas constituidas y aprendidas para ser un varón, lo que la sociedad construye a través de estereotipos, mandatos y privilegios, los cuales de alguna manera reproducimos en todos los ámbitos en los que nos desarrollamos”, contó Claudia Assan, a cargo del Área Mujer y Género de la Secretaría de Desarrollo Social.

“Tuvimos una gran predisposición de parte de los compañeros municipales y los que se sumaron luego de otras instituciones. Esto demuestra que un cambio es posible y que los varones se están mirando, se están interpelando, hay otra mirada, una que surge de lo que significado ser varón en esta sociedad hoy”, expresó Stella Benítez, del Área Mujer de Plottier.

En el último encuentro, además, se sumaron integrantes del club El Porvenir de Plottier y el colectivo Cuestión de varones.

“La idea es empezar a trabajar con distintos clubes y por eso es fundamental que los compañeros de El Porvenir hayan participado del último taller. Algo similar pasa con Cuestión de varones que se tienen la intención de empezar a trabajar distintos temas asociados a las masculinidades”, dijo Nicolás Cerda, director general de Masculinidades.

Por su parte, Gustavo Gómez, de la dirección de Masculinidades se refirió al trabajo que se realiza en espacios grupales con varones encuadrados con dinámicas de taller. “Nos permiten desde una manera vivencial abordar los diferentes modelos de crianza enmarcados en conductas, modelos y mandatos de la masculinidad hegemónica.  En este proceso se ven los diferentes modelos en la socialización de género que se transita a lo largo de la vida, manifestándose en desigualad de derechos y oportunidades para las mujeres, niños y niñas y colectivo LGTBIQ+. De esta manera, se reflexiona sobre la construcción de la masculinidad hegemónica y la relación de poder que aprenden a ejercer los varones en la misma”.

La idea para 2022 es continuar con un segundo ciclo de talleres en Plottier y replicar la iniciativa en distintas localidades de la provincia.