Referentes del programa de Promoción de Estilos de Vida Saludable (PEVS) del ministerio de Salud participaron ayer del acto de mención y entrega del certificado de institución Libre de Humo de Tabaco al Instituto Secundario Pablo VI.

Ayer el ministerio de Salud certificó como Libre de humo de tabaco al Instituto Secundario Pablo VI de la ciudad de Neuquén. Desde hace varios años, se comenzó a implementar esta estrategia que invita y acompaña a las organizaciones al camino de la prevención y los ambientes saludables. Hay más de 50 instituciones certificadas de esta manera, muchas de las cuales han sido evaluadas nuevamente para ser recertificadas.

Graciela Becker, del mencionado programa, dijo que “se aprovechó la instancia para hablar sobre los perjuicios para la salud que trae el consumo de tabaco”.

Cuando una institución decide alcanzar esta certificación asume lo que significa convivir en un ambiente libre del humo de tabaco, se compromete a desarrollar acciones y cumple con los requisitos requeridos para certificar sus ambientes.

Entre los requisitos se encuentran:

– No se permite fumar ni en ambientes cubiertos ni en ambientes descubiertos cercanos a las bocas de ventilación del edificio.

– Los vehículos de la entidad deben ser libres de humo.

– Los eventos organizados por la entidad también.

– No se puede vender tabaco dentro de la institución (kioscos o bares internos).

– No se contará con ceniceros -con la excepción de la entrada a la entidad, donde se debe señalar que es a los fines de apagar las colillas al ingresar-.

– Además deben existir señales que indiquen que la entidad es libre de humo de tabaco.

Durante la entrega de la certificación se invitó a los presentes -autoridades educativas y alumnos- a acompañar la propuesta y a trabajar para la acreditación como lugar de trabajo saludable, “otra instancia en la cual la institución se compromete a fomentar un espacio laboral promotor de la salud, que contribuya a disminuir los factores de riesgo de las enfermedades no transmisibles en los trabajadores, a través de la participación activa y consciente de todos sus miembros”, comentó Becker.

En ese contexto se solicitó a la institución, mediante acta compromiso, que trabaje en pos de:

• Sensibilizar sobre la importancia de controlar factores de riesgo vinculados al ambiente laboral.

• Promover una mejora en los hábitos alimentarios en el trabajo y por extensión en el hogar.

• Promover pausas laborales activas y una vida activa en general.

• Sostener la certificación como institución Libre de Humo de Tabaco.

Desde el ministerio de Salud, y específicamente desde el programa de Promoción de Estilos de Vida Saludable, se colaborará con las instituciones para el cumplimiento de las distintas instancias.

Para sumarse a la iniciativa comunicarse mediante el correo electrónico saludcolectivanqn@gmail.com