Como parte del Programa Nacional de Entrega Voluntaria de Armas de Fuego el Renar destruyó hasta hoy alrededor de 120 armas en el puesto móvil instalado en el estadio Ruca Che. A partir de mañana, se trasladará a la localidad de Plaza Huincul.

El Registro Nacional de Armas (Renar), dependiente del ministerio de Justicia y Derechos Humanos de La Nación, junto al ministerio de Coordinación de Gabinete, Seguridad y Trabajo, pusieron en funcionamiento puestos de recepción de armas del Programa Nacional de Entrega Voluntaria de Armas de Fuego. El objetivo es disminuir el uso y proliferación de armas en manos de sociedad civil y fomentar una cultura de no violencia y resolución pacífica de los conflictos.

Hasta hoy el Renar destruyó alrededor de 120 armas en el puesto móvil instalado en el estadio Ruca Che. El ministro de Coordinación de Gabinete, Seguridad y Trabajo, Gabriel Gastaminza, consideró que “para la Provincia son 120 armas que ya no están en la calle, 120 posibilidades menos de lastimar, voluntaria o involuntariamente a una persona”.

Destacó que este plan nacional de desarme voluntario “es un programa que la Provincia acompaña desde el principio, esta no es la primera vez, es una vez más de las tantas que se ha realizado en la provincia, en un trabajo coordinado entre el Renar y el Gobierno provincial”.

A partir de mañana y hasta el viernes, el puesto móvil estará en Belgrano 15 de la localidad de Plaza Huincul. “Esperamos que toda la gente de Plaza Huincul, Cutral Co y zonas aledañas se acerquen a entregarlas de forma voluntaria y anónima”, dijo el ministro y agregó que “sería bueno que esto continúe y que tengamos el mismo éxito que en la ciudad de Neuquén”.

En la localidad de Plaza Huincul, el puesto estará ubicado en Belgrano 15, en el horario de 8.30 a 14. Allí los ciudadanos podrán entregar sus armas de manera anónima y voluntaria. A cambio, el organismo otorga una retribución económica que va desde los 500 a los 2.000 pesos.

El titular del Renar regional Neuquén, Jorge Crespín, explicó que el programa “se prolongó dos días más en la ciudad de Neuquén y realmente está dando sus resultados, por lo que estamos muy conformes, hemos recibido unas 120 armas, en estos días y miércoles, jueves y viernes se va el móvil para Plaza Huincul”.

Especificó que en su mayoría las armas recibidas son convencionales, de calibres 22, 32, o 38 y alguna escopeta o carabina. “El plan tiene como objetivo sacar de circulación todas aquellas armas que no están registradas, la mayoría de las que se entregan no lo están; y de ir bajando los niveles de posesión de armas de la gente en sus hogares, lo cual es muy peligroso”.

En el momento, se toma el número de serie, tipo y calibre para cotejarlos con el registro interno. Las armas que estén relacionadas con procesos judiciales pendientes son separadas y quedan sujetas a los procesos administrativos correspondientes. Luego, son inmediatamente inutilizadas con una prensa hidráulica. El proceso finaliza más adelante cuando el RENAR destruye y funde el material de las armas en una planta siderúrgica.