Se realizó una instancia participativa para que sean quienes decidan la ubicación de los juegos adquiridos por el municipio. Previamente, habían trabajado en talleres proponiendo su mirada de las necesidades y problemáticas de su entorno inmediato.

El ministerio de Ciudadanía implementó en Andacollo una instancia participativa para que las chicas y chicos elijan dónde instalar los juegos infantiles adquiridos por el municipio. La actividad contó con la participación de 313 chicas y chicos de tres instituciones, y dio continuidad a la iniciativa, impulsada por el intendente Ariel Aravena, de incluir la mirada de la niñez en el diseño de políticas públicas de su localidad.

En tal sentido, en mayo de este año se realizó una primera instancia de encuentro, en la que niñas y niños expusieron su mirada y parecer sobre cuáles son las principales problemáticas y necesidades de su localidad. Una de ellas, la falta de juegos en espacios públicos, fue el disparador para que el municipio del Norte neuquino avanzara en la promoción de la participación ciudadana, invitando a que chicas y chicos de la Escuela Especial Nº 26, la Escuela Nº 28 y del Centro Evangélico eligieran mediante votación ubicar los juegos en la plaza San Martín o en el Anfiteatro de la localidad.

Desde el equipo de la dirección de Planificación Estratégica del ministerio de Ciudadanía, a cargo de la puesta en acción de estas actividades, señalaron que con la jornada se materializó un objetivo central de su trabajo, que es crear espacios de formación de ciudadanía desde la niñez, promoviendo su real incidencia en lo público.

Señalaron además que fue una actividad “muy positiva”, que permitió que los chicos y chicas se sientan “valorados en su capacidad de elegir”. Afirmaron que, si las y los ciudadanos sienten que la gestión pública incluye sus miradas y opiniones, la apropiación de ese espacio público será diferente, y destacaron que “abrir el juego a la toma de decisiones le da más legitimidad a las decisiones que tomen los gobiernos locales”.