El gobernador Jorge Sapag hizo entrega de un aporte económico de 121 mil pesos para construir una sala de primeros auxilios y 40 mil pesos para la Asociación Bomberos Voluntarios de la localidad, cuyo cuartel se incendió semanas atrás y recibió donaciones de Asociaciones de Bomberos de todo el país.

En un acto que se realizó hoy martes, el gobernador Jorge Sapag hizo entrega de más de 160 mil pesos para obras de infraestructura en Villa Lago Meliquina. De ese monto, 121.750 pesos serán aportados por el Instituto Provincial de Juegos de Azar e irán destinados a la sala de primeros auxilios de la localidad, y 40 mil pesos serán para reparar el cuartel de la Asociación Bomberos Voluntarios, que se incendió semanas atrás.

Precisamente, a raíz de ese incidente la organización recibió donaciones de Bomberos Voluntarios de todo el país, entre los que se destacan cuatro vehículos autobomba aportados por la Asociación de Bomberos Voluntarios de Ezeiza y por parte del municipio de esa localidad bonaerense.

El gobernador felicitó a Alejandro Granados, intendente de Ezeiza, por las gestiones realizadas para paliar la difícil situación que generó en la comunidad el siniestro. Manifestó la satisfacción que causa “llegar a un lugar como Meliquina, con semejante problema después del incendio, semejante problema después de la erupción del volcán, y ver que tomaron ustedes decisiones de gobierno resolviendo los problemas; somos nosotros los que tenemos que estar agradecidos”, expresó.

Destacó que Villa Lago Meliquina es “un pueblo heredero de todos los valores de los pioneros, haciendo frente al clima, la adversidad, la lejanía. Son lugares donde hay que luchar y los objetivos se van dando de a poco”.

Informó que los aportes entregados hoy “son los primeros pasos” hacia la recuperación del pueblo, que arrastra todavía las dificultades generadas por la erupción del complejo volcánico Cordón Caulle. “Tenemos que sentar cimientos muy fuertes, porque la adversidad templa el carácter. El volcán nos ha puesto a prueba y teníamos dos opciones: apelar a la cobardía, escondernos y dejarnos vencer por la naturaleza, o poner el temple patagónico, andino y cordillerano que nos ponía a prueba como personas. Creo que como pueblo supimos responder con dignidad, con grandeza”, elogió.

Durante el acto, el jefe del cuartel de bomberos local, Miguel Pavez, agradeció al gobernador y al intendente de Ezeiza por la colaboración. “Hoy vamos por la reconstrucción. No era sólo un cuartel, para Meliquina es el único lugar donde atiende un médico”, dijo.

Señaló que “el desafío es grande, pero hemos demostrado que trabajamos y gestionamos” y luego expresó que “tenemos la firme intención de hacer de Meliquina un lugar ejemplar para la provincia del Neuquén”.

Por su parte, el jefe del cuerpo activo de bomberos de Meliquina, Gustavo Cattáneo hizo un recorrido por la historia de los bomberos en el paraje, y agradeció el acompañamiento de los vecinos. Además remarcó la emoción de recibir el equipamiento para continuar con la tarea.

A su turno, Granados agradeció al gobernador “por todo lo que hace por el pueblo”. En relación con las donaciones, dijo: “Aquí llegamos con esto, y con todas las ganas de que este cuartel se reconstruya”.

El intendente de Ezeiza consideró que “no tengo dudas” que Meliquina “en unos años se transformará en una ciudad turística espectacular” y agradeció a los bomberos locales.

Luego del acto, el gobernador visitó el predio donde se asentará la sala de primeros auxilios. La obra, que actualmente tiene construidas las plateas, se ubicará en un terreno adjudicado por la resolución 915/10 del ministerio de Desarrollo Territorial.

También participaron de las actividades el ministro de Coordinación de Gabinete, Seguridad y Trabajo, Gabriel Gastaminza; el subsecretario de Comisiones de Fomento y Zona Rural, Julio Salvatori; la diputada nacional por la provincia de Buenos Aires, Dulce de Granados; el vicepresidente de la Agencia de Desarrollo Urbano Sustentable y del Instituto Provincial de Vivienda y Urbanismo (ADUS-IPVU), Marcelo Sampablo; la señora Carolina Lanusse; representantes de los cuerpos de bomberos de Meliquina y Ezeiza, y de las fuerzas de seguridad.

Los vehículos donados

Los vehículos donados por la municipalidad y la Asociación de Bomberos Voluntarios de Ezeiza son una autobomba usada -en óptimas condiciones- de 6 mil litros, con bomba de presión para impulsar agua; un tanque cisterna para remolcar con capacidad de 23 mil litros; una ambulancia equipada que será utilizada para rescates, y un camión para transportar la cisterna.

La Asociación de Bomberos Voluntarios Villa Lago Meliquina se creó como una asociación de vecinos agrupados para prevenir los incendios forestales, y hace cuatro años que poseen personería jurídica. La asociación cuenta con un cuerpo activo de cinco bomberos, tres auxiliares y tres bomberos aspirantes.