El presidente del EPAS, Víctor Marecos, salió así al cruce de las acusaciones realizadas por el municipio a través de los medios de comunicación regionales, referidas a un acta contravencional realizada al organismo provincial.

El presidente del Ente Provincial de Agua y Saneamiento (EPAS), Víctor Marecos, lamentó hoy que “una vez más el municipio de Neuquén priorice la crítica y el desprestigio antes que el trabajo conjunto y la colaboración” y aclaró en qué consistió el procedimiento realizado por sus operarios en Antártida Argentina al 4.700 de esta ciudad.

“Los funcionarios municipales continúan con su campaña mediática en contra del EPAS y sus trabajadores, al límite de señalarlos como delincuentes al afirmar que se los encontró ‘in fraganti` realizando supuestamente un operativo que merecería un acta contravencional”, expresó Marecos.

El presidente del EPAS salió así al cruce de las acusaciones realizadas por el municipio a través de los medios de comunicación regionales, referidas a un acta contravencional realizada al EPAS.

Respecto del incidente, Marecos precisó que se trató de un trabajo de reparación en un pozo de bombeo ubicado en Antártida Argentina al 4.700.

“Los pozos de bombeo tienen elementos electromecánicos, bombas, elementos conductores como cañerías, bridas, manguerotes –explicó-. Lo que ocurrió el martes es que se rompió un rack, que es de donde se enganchan esos manguerotes. Cuando estos se rompen comienza a perderse líquidos cloacales hacia afuera del caño conductor”.

Indicó que el operativo de ese día consistía en reparar ese rack, y que para ello es necesario contar con la asistencia de un camión chupa que absorba los líquidos cloacales mientras se hace la reparación.

“Como no se contó con éste en forma inmediata, es necesario actuar rápidamente para evitar que el pozo se rebalse y se derrame en la calle y en las viviendas del lugar. Como en todos los procedimientos, se busca asegurar el mal menor, y en ese caso fue conectar el manguerote al canal”, explicó Marecos.

Al respecto, mencionó que el municipio cuenta con este tipo de camiones y que podría haber colaborado en el procedimiento poniendo uno de ellos a disposición del EPAS.

“La comunidad pide que nos pongamos de acuerdo en la búsqueda de soluciones a los problemas de la ciudad en lugar de tirarnos la pelota de un lado a otro, de criticar y sólo ver la paja en el ojo ajeno”, aseveró.