El titular del EPAS aseguró que no se avanzó en la redacción del contrato, el cual –dijo- “debe ser consensuado por ambas partes”. Sostuvo que la municipalidad “pretende imponerlo, sin asumir sus responsabilidades como poder concedente”.

El presidente del Ente Provincial de Agua y Saneamiento (EPAS), Víctor Marecos, volvió a reclamar este viernes al municipio de Neuquén que, “como poder concedente del servicio de agua y saneamiento en la ciudad, planifique obras e inversiones e incluya partidas presupuestarias para ese fin”. Sostuvo que sin estas previsiones “no se puede avanzar en el contrato de concesión”.

“El trabajo de la comisión conformada tres meses atrás para redactar ese contrato está interrumpido por la falta de compromiso del municipio de asumir sus obligaciones como poder concedente”, aseveró en relación a la planificación de obras e inversiones que debe asumir la comuna.

Respecto de declaraciones del intendente Horacio Quiroga y funcionarios de su gabinete anunciando el envío del contrato de concesión al EPAS, Marecos preguntó “cómo se puede dar por culminado el mismo, cuando ni siquiera se han considerado ni subsanado observaciones realizadas por el EPAS”.

Recordó que el compromiso de ambas partes fue “consensuar” la redacción del contrato, hecho que –dijo- “no ocurrió”.

“Vuelven con la misma prepotencia a querer imponer al EPAS lo que creen que se debe hacer, desconociendo fallos judiciales y eludiendo la responsabilidad que, como poder concedente y de acuerdo con la Carta Orgánica municipal, debe asumir el municipio respecto de obras e inversiones en agua y saneamiento en la ciudad”, expresó Marecos.