Desde el 10 de diciembre, el área es la encargada de mantener los más de 150 edificios escolares de la ciudad de Neuquén, con una inversión de 23,7 millones para las tareas de atención, conservación y mantenimiento. Se hicieron ajustes para mejorar los tiempos de respuesta.

El gobierno neuquino, a través de la subsecretaría de Obras Públicas, viene ejecutando un intenso trabajo de mantenimiento de edificios escolares en la ciudad de Neuquén. Desde el 10 de diciembre es esta repartición la encargada de la atención, conservación y mantenimiento de los edificios escolares de la ciudad, con un presupuesto asignado 23,7 millones de pesos, tanto para las tareas desarrolladas en verano como para las que se realizarán en invierno. Hay más de 150 edificios en la ciudad capital.
Las tareas de mantenimiento abarcaron la puesta en marcha de 293 equipos de calefacción central y de 1.585 calefactores con un presupuesto total de 2,5 millones de pesos.
Desde la subsecretaría se explicó que a partir del decreto 169/11 y del convenio firmado con municipios y comisiones de fomento -con excepción de Zapala y Neuquén-, el circuito de mantenimiento escolar evolucionó hacia una atención descentralizada en los municipios que permite mejores diagnósticos, direccionamiento de recursos y tiempos de respuesta.
Esta evolución se caracteriza por un proceso de mejora continua que se determina contra los resultados de los trabajos de campo en los 457 edificios escolares del interior de la provincia, que en 2015 tuvo una inversión de 27,5 millones de pesos. Desde la firma del primer convenio a la fecha se acumularon 90,5 millones de pesos.
Para garantizar la continuidad y el mejoramiento de este acuerdo de cooperación, el 4 de enero de este año se firmó un nuevo acuerdo duplicando el aporte inicial e incrementándolo hasta un 10 por ciento en el caso de que sean destinados a los establecientes educativos rurales.

Para atender la demanda, Obras Públicas dispuso los recursos técnicos y administrativos y de infraestructura de la subsecretaría para el relevamiento y priorización del mantenimiento de los más de 150 establecimientos educativos que cuenta la capital. Los establecimientos incluyen los centros de educación física, los centros de formación profesional, escuelas especiales, de bellas artes y todos los edificios del sistema educativo provincial.
Se rediagramaron circuitos de trabajo y asignaciones apuntando a un sistema de anticipación más proactivo que reactivo. Las cuatro zonas iniciales previstas en la gestión anterior que abarcaban aproximadamente 45 establecimientos, fueron reconvertidas en ocho zonas con aproximadamente 20 establecimientos cada una. Se consiguió asignar una empresa cada diez escuelas de distinta complejidad, característica que se determina según la cantidad de plantas y requerimientos técnicos. Por ejemplo, las escuelas secundaria con orientaciones técnicas incluyen talleres, o lo centros de educación física involucran maquinaria de bombeo y climatización, lo que los convierte en los establecimientos de mayor complejidad.

Mantenimiento escolar (3)
Las tareas son desarrolladas por la secretaría de Obras Públicas

Se trabajó, especialmente, en la reducción de los tiempos de respuesta frente a contingencias y el aumento de la capacidad operativa. Cada establecimiento cuenta en la actualidad con un número de teléfono y una dirección de correo electrónico, que se asignan a su contacto con la contratista lo que da un tiempo de respuesta no mayor a una hora.
Una parte importante del mantenimiento se define por aquellas obras cuya magnitud o complejidad obligarían a la suspensión de clases y por lo tanto se concretaron entre enero y febrero. Para el inicio de 2016 dichas tareas insumieron para la capital neuquina 21 millones de pesos e incluyeron tanto los trabajos de desmalezamiento, limpieza y desinfección de tanques y cisternas y control de plagas.
Cabe recordar, además, que para este año y por decisión del gobernador Omar Gutiérrez se duplicó el aporte inicial mediante el decreto 03/16, que ahora alcanza una inversión mensual de 4,7 millones de pesos para todos los municipios para la conservación y el mantenimiento de edificios escolares.
En tanto en Zapala por mantenimiento de verano, control de plagas y puesta en marcha de los equipo de calefacción, la Provincia lleva concretada una inversión de poco más de un millón de pesos.