La fecha fue instituida en Luxemburgo, en el año 2001. Si bien el cáncer infantil tiene una incidencia muy baja, es importante un diagnóstico rápido para que el tratamiento sea eficaz.

El 15 de febrero se conmemora el Día internacional de la lucha contra el cáncer infantil. Esta jornada busca sensibilizar y concientizar a la comunidad sobre la necesidad de un acceso rápido al diagnóstico y tratamiento adecuado. El objetivo también es orientar las acciones hacia el fomento de una mayor calidad de vida. “Prevenir, asistir y acompañar sigue siendo la mejor estrategia en todos los casos”, dijo el director provincial de Salud, Esteban Mango.

El cáncer es un conjunto de enfermedades con una incidencia muy baja en los niños. Es curable, y gracias al diagnóstico temprano, el tratamiento adecuado y el cuidado integral, la posibilidad de sobrevida de estos niños puede llegar a más del 80 por ciento.

El cáncer infantil posee características propias definidas, cada una con un nombre, un tratamiento y un pronóstico muy específicos. Tumores embrionarios como retinoblastoma, nefroblastoma, neuroblastoma, hepatoblastoma son formas de cáncer específicas del niño, mientras que, por el contrario, la mayoría de los cánceres del adulto no existen en pediatría.

 

cancer-infantil

Incidencia

El cáncer infantil es una enfermedad con una incidencia muy baja. La tasa en menores de 15 años publicada en Alemania, España, Italia y Estados Unidos varía de 132 a 150 casos por millón. Según el Registro Oncopediátrico Hospitalario Argentino (ROHA), cada año se les diagnostica cáncer a alrededor de 1.270 chicos con una tasa de incidencia de 124 por millón.

Los tumores más frecuentes en menores de 15 años en nuestro país son las leucemias (30-40%), los tumores cerebrales (20%) y los linfomas (13%).

La posibilidad de sobrevida ha ido aumentando entre el 70 y el 80 por ciento en los países desarrollados. Esto se debe al diagnóstico temprano, el tratamiento adecuado y el cuidado integral del paciente.

Particularmente en Argentina la sobrevida promedia el 65 por ciento y resulta de causas compartidas: en algunos casos los niños llegan al diagnóstico con tumores avanzados, cuando las posibilidades de curarlos son más difíciles; y también, según cada tumor, los niños pueden necesitar distintos niveles de complejidad diagnóstica y terapéutica, la cual no se encuentra accesible en todas las regiones del país.

Signos y síntomas

El diagnóstico oportuno aumenta las posibilidades de cura. Para esto es importante prestar especial atención a signos y síntomas inespecíficos frecuentes como:

• Aumento del tamaño de ganglios;

• Fiebre prolongada, púrpura y anemia;

• Dolor de cabeza y vómitos persistentes;

• Masa tumoral mediastinal;

• Masa palpable en abdomen;

• Protrusión ocular (ojo saltón);

• Dolor óseo localizado o generalizado;

• Alteraciones en los ojos (leucocoria y estrabismo);

• Otras manifestaciones menos frecuentes (dolor de dientes, otorrea, otorragia, hemi-hipertrofia, hematuria, sangrado vaginal e hipertensión arterial).

Programa de Cuidados Paliativos en Neuquén

Se define a los cuidados paliativos como a la atención activa y total de los pacientes y sus familias, en enfermedades que limitan la vida por parte de un equipo interdisciplinario. La mirada que ofrece esta especialidad tiene un enfoque holí¬stico, que considera no solo los sí¬ntomas físicos sino espirituales, psicológicos y sociales.

En Argentina sólo hay cinco servicios de Cuidados Paliativos Pediátricos, de los cuales el de Neuquén es el centro de referencia de la Patagonia y recibe derivaciones de otras provincias para interconsultas. Actualmente, el equipo está compuesto por nueve personas entre médicos, kinesiólogos, trabajadoras sociales, administrativos, enfermeros y choferes. Fí¬sicamente se ubica en la calle Santa Fe 563 de la ciudad de Neuquén.

Cabe destacar que el Servicio de Pediatría del hospital Castro Rendón también cuenta con una oncóloga infantil, Constanza Arnaiz, y es el único centro receptor de los pacientes pediátricos oncohematológicos en Salud Pública.

En relación con surgimiento del Programa Provincial de Cuidados Paliativos, Sandra Chacón explicó que “la motivación para seguir adelante y continuar creciendo, es que cada vez hay más chicos que necesitan un abordaje interdisciplinario, y podemos progresar porque tenemos un amplio apoyo del ministerio de Salud en todas nuestras actividades”.

En 1994 se creó el Servicio de Cuidados Paliativos en el hospital Castro Rendón; en 1997, los Cuidados Paliativos Pediátricos; después se sancionó la Ley N°2566, que crea el programa. Desde 2012 está la disposición N°1336, que aprueba el Programa Provincial de Cuidados Paliativos de Adultos y Pediátrico, y el 29 de agosto de ese mismo año fue presentado el mencionado programa a las diversas autoridades sanitarias.

La Ley N°2.566 fue sancionada en 2007 y crea en el ámbito del ministerio de Salud el Programa Provincial de Cuidados Paliativos con el objetivo de establecer acciones orientadas al cuidado integral del paciente con enfermedades que amenazan o limitan la vida, asistidos en cualquier ámbito de la salud de la provincia.

Entre sus funciones se incluye garantizar la atención domiciliaria y hospitalaria del paciente y su familia; informar y asesorar sobre los métodos disponibles; capacitar en forma sistemática a los equipos interdisciplinarios, promoviendo la creación de equipos en todo el territorio provincial; y definir un vademécum y el equipamiento especí¬fico para cuidados paliativos.

Prevención

Se recomiendan pautas generales de vida sana. El cumplimiento de los controles habituales en salud, una dieta sana, actividad física, ambientes libres de humo y protección adecuada frente a la exposición solar.

Preguntas frecuentes

¿Hay más cáncer del que debería haber?

En el período 2000-2009 se registraron 12.776 niños menores de 15 años con patología oncológica (figura 1). Esto significa una incidencia anual de cerca de 124 casos por millón de niños, lo que representa un promedio anual de aproximadamente 1.270 niños diagnosticados con cáncer por año.

En los últimos diez años, el número de casos nuevos registrados en todo el país, como en la mayoría de las provincias, se ha mantenido estable.

¿Cuál es el tumor más frecuente en la infancia?

La enfermedad maligna más frecuente de la infancia, la leucemia aguda, tiene una tasa cruda de 46 por millón, seguida por los tumores del sistema nervioso central con 23 y los linfomas con 16 por millón en niños menores de 15. El número total de nuevos casos en niños menores de 15 años en nuestro país oscila entre 1.200 y 1.300 por año.

¿Es curable el cáncer en la infancia?

Los resultados de los tratamientos han mejorado significativamente en las últimas tres décadas y así hoy es posible obtener la curación en el 70 por ciento al 80 por ciento de los pacientes, con variaciones de acuerdo al tipo de cáncer y a la extensión inicial del mismo. Tres elementos esenciales explican estos resultados:

• La eficacia de la quimioterapia,

• El enfoque multidisciplinario en el abordaje terapéutico,

• La participación mayoritaria dentro del marco terapéutico de protocolos nacionales o internacionales.

El diagnóstico temprano u oportuno constituye un elemento estratégico esencial en oncopediatría ya que un paciente diagnosticado tardíamente disminuye sus posibilidades de curación pero además aumenta los riesgos derivados de un tratamiento más intenso.

Otros datos de interés

Para que los niños con cáncer tengan la posibilidad de recibir un diagnóstico oportuno y una derivación adecuada.

http://www.msal.gov.ar/inc/images/stories/downloads/publicaciones/equipo_medico/ROHA/Cuando_Sospechar_Cncer_en_los_nios.pdf

El INC responde

Libro

Soporte clínico oncológico y cuidados paliativos en el paciente pediátrico

http://www.msal.gov.ar/inc/images/stories/downloads/publicaciones/equipo_medico/Pediatria/Soporte_Pediatrico_para_el_paciente_Oncologico_Febrero_2013.pdf