Antes de fin de año se presentaron las iniciativas el gobernador Sapag anunció para ser tratadas en la Legislatura durante 2014. Son el Régimen de Promoción de la Economía Social y Solidaria y el Registro Único de Trabajadores.

De los diez proyectos anunciados por el gobernador Jorge Sapag en la apertura de sesiones ordinarias legislativas, dos ingresaron por mesa de entradas en la Legislatura antes de fin de año.

El proyecto de ley que establece el Régimen de Promoción de la Economía Social y Solidaria de la provincia establece una “planificación estratégica tendiente a la construcción de una política pública integrada y articulada” que crea un registro de efectores de la economía social y diseña mecanismos financieros, económicos, educativos sociales y culturales para fomentar el crecimiento y la consolidación de este tipo de economía.

El proyecto presentado por el Ejecutivo establece como autoridad de aplicación al ministerio de Desarrollo Social que debe, entre otros puntos, articular y complementar funciones del Estado con los programas de asistencia financiera a emprendimientos productivos (Ley N° 2620); de reconversión productiva (N° 2621); y el programa nacional de microcréditos para el desarrollo de la Economía Social (N° 2619).

Además, crea un fondo especial que se debe incorporar anualmente en el presupuesto provincial. La norma, a su vez, incorpora al apartado de Contrataciones directas de la ley de Administración Financiera (N°2141), a quienes se hallen inscriptos en el Registro de efectores de la Economía Social, “hasta un monto equivalente al 20 por ciento del valor fijado como máximo para las licitaciones según el régimen de contrataciones provincial”.

Por otro lado, crea un Consejo Provincial para la Promoción de la Economía Social, integrado por un representante de la autoridad de aplicación, tres integrantes del Poder Ejecutivo, un integrante del Poder Legislativo, un integrante del Consejo Provincial de Ciencias Económicas y tres representantes de distintas organizaciones de la Economía Social y Solidaria.

En cuanto el Registro Único de Trabajadores apunta a fomentar la contratación de mano de obra local. Busca agrupar un solo listado de desocupados para que las empresas radicadas en la provincia puedan emplear personal. También permitirá a las personas realizar capacitaciones en actividades de servicios, hidrocarburos, hotelería, turismo y construcción.

Ariel Sandoval, subsecretario de Gestión de Empleo provincial, sostuvo que el Ruprot funcionará como una consultora pública para la inserción laboral de personas desocupadas. “Es una ley modelo en la provincia que traerá progreso y armonía entre el sector público y el privado”, explicó. “Es un doble beneficio para las empresas porque no van a tener que recurrir a consultoras privadas o bolsas dispersas», agregó.