Ante la actividad sísmica registrada ayer por la noche, la directora provincial de Defensa Civil, Vanina Merlo, señaló que “la situación está controlada”.

La directora de Defensa Civil de la provincia, Vanina Merlo, informó que la situación por la actividad sísmica registrada anoche en el volcán Copahue “está controlada” y que la misma “se fue disipando con el correr de los minutos”.

Por otro lado, indicó que no se declaró ningún tipo de alerta y que “el fenómeno fue registrado a través de equipamiento destinado al control de la actividad, que el gobierno de la provincia instaló en las inmediaciones del volcán y que trabaja con recepción de la señal sísmica, de interpretación de la información y el seguimiento del monitoreo que será una tarea conjunta con Chile”.

Merlo recordó que el gobierno realiza un monitorio permanente de la actividad de la estructura geológica mediante cámaras web, y los datos obtenidos son reportados en tiempo real al Instituto Nacional de Prevención Sísmica (Inpres) y el Observatorio Vulcanológico de los Andes del Sur de Chile (OVDAS). Tras la evaluación pertinente, los técnicos especialistas chilenos devuelven los reportes informativos para trabajar de manera conjunta entre ambos países. La iniciativa es parte de un acuerdo de cooperación entre Argentina y Chile, gestionado oportunamente por esta dirección de Defensa Civil, dependiente del ministerio de Coordinación de Gabinete, Seguridad y Trabajo.

Esta red de monitoreo “es algo histórico a nivel país”, destacó Merlo y agregó que “hasta el momento no existe un sistema de monitoreo de estas características, con un equipamiento de alta tecnología y con un sistema de conectividad único”.

Sistema de monitoreo

El gobierno de la provincia ha desarrollado e instalado en la localidad de Caviahue-Copahue una red de monitoreo que implica un sistema de cámaras web que permite tener visualizado y monitoreado al volcán permanentemente, además de trabajar de forma sostenida con los geólogos de la universidad de Río Negro -fundamentalmente con el especialista Alberto Caselli-; con el Instituto Nacional de Prevención Sísmica (Inpres); y con el OVDAS.

Merlo detalló que “la instalación del equipamiento es un trabajo complejo, dado que también prevé un sistema de recepción de la información para que sea interpretada por personal capacitado para ello”. Esa tarea está a cargo del personal de la Oficina Provincial de Tecnología de la Información y la Comunicación (Optic), e involucra todo lo relativo con la señal y la conectividad para hacer un monitoreo eficiente del volcán.

“Este equipamiento completará la red de interpretación del volcán”, afirmó Merlo y aclaró que si bien “ya existe equipamiento del lado chileno, era necesaria la instalación de este equipamiento para completar el contorno del volcán, lo que permitirá hacer un estudio histórico de su evolución y generar este sistema de alerta temprana”.