Líneas crediticias para pequeños y medianos productores

marzo 12, 2010

Son de la ley 2620 y 2621, destinados a personas o grupos -dedicados a la producción y la actividad turística- que no pueden ser sujetos de créditos en los bancos oficiales. En 2009 se solicitaron más de un millón de pesos a través de los programas.

Desde el ministerio de Desarrollo Territorial se llevan adelante políticas públicas que propician acciones para mejorar los ingresos y calidad de vida de los pequeños y medianos productores, sobre la base de un desarrollo auto sostenible.

Estas acciones se canalizan a través de la subsecretaría de Producción y Desarrollo Económico, en la dirección provincial de Desarrollo Rural y Agricultura, y en la dirección general de Desarrollo Rural y Economía Social.

Esta última fue creada para promover el desarrollo rural integrado y sostenible, asociado a una gestión territorial participativa y coordinada, garantizando apoyos permanentes a los pequeños productores rurales. Dispone de una Unidad de Financiamiento, que gestiona técnicamente los Programas de Crédito de las Leyes 2620 y 2621, fondeadas en recursos del Instituto Autárquico de Desarrollo Productivo (IADEP).

Créditos

Las líneas crediticias de la Ley 2620 y 2621 están destinadas a aquellas personas o grupos que no pueden ser sujetos de créditos en los bancos oficiales.

Se trata de créditos y microcréditos que van desde los 4 mil a los 65 mil pesos, en forma individual y mancomunada para todo referente a la producción de materia prima y equipamiento, tanto en el sector rural como urbano. A fin de que los productores mejoren o consoliden su negocio con un una tasa anual que va del 2 al 4 por ciento en pesos.

De acuerdo con los datos difundidos por el área de Desarrollo Territorial en 2009 hubo 28 solicitudes para el programa de la ley 2621, con un total de 1.068.830 pesos; 12 solicitudes para el programa de la ley 2620, con un total de 54 mil pesos, y 3 solicitudes para el programa de la ley 2620 microcréditos, con un total de 30 mil pesos.

Programas de asistencia financiera de la ley 2620 y 2621

Del primero se desdoblan subprogramas de Asistencia Financiera con Devolución en Especies para el Desarrollo de la Comunidad Rural; para Productores Agropecuarios Minifundistas, y para Pequeños Prestadores Turísticos. El segundo programa permite otorgar fondos a través de instituciones de microcrédito con presencia en las distintas regiones y localidades de la provincia.

Por otra parte, mediante la Ley 2621, el programa de asistencia financiera para la reconversión productiva neuquina pretende financiar a proyectos productivos que contribuyan a la diversificación de la producción, faciliten la asistencia técnica y la capacitación de emprendedores, como también la cooperación en la incorporación de tecnologías y la promoción de actividades no tradicionales entre las que se incluye el desarrollo del turismo rural.

Los tres programas se financian a través del Instituto Autárquico de Desarrollo Productivo (IADEP) y son gestionados por el ministerio de Desarrollo Territorial, a través de las dependencias regionales de la subsecretaría de Desarrollo Económico y de instituciones de microcrédito supervisadas por esta última.