Se fortalece al Estado como actor clave en la relación entre lo público y lo privado y como promotor y orientador de las estrategias de inversión, tanto en infraestructura como en capacitación.

El gobernador Omar Gutiérrez presentó este mediodía en San Martín de los Andes el Plan Turístico Provincial. Allí se explicaron los lineamientos estratégicos y objetivos del programa e incluso se detallaron las inversiones necesarias en infraestructura de distintas ciudades.

Entre los lineamientos figura el fortalecimiento del Estado como actor clave en la relación entre lo público y lo privado y como promotor y orientador de las estrategias de inversión tanto en infraestructura como en capacitación. Se destaca el desarrollo en seguridad vial con la pavimentación de accesos a pasos fronterizos, caminos y circuitos que unen ciudades claves para atraer al turista.

En este escenario turístico, la provincia mejorará y completará la infraestructura general, encarando obras viales esencialmente destinadas al turismo. Para ello, las acciones principales son terminar la circunvalación de la ciudad de Neuquén relocalizando la ruta nacional N° 22 por la meseta y completar la doble vía pavimentada hasta Arroyito y su continuación hasta Plaza Huincul y Zapala.

De la misma manera se completará la construcción de la ruta de los Siete Lagos y el acceso a Villa Traful. Estas obras se realizarán con fondos propios y del presupuesto nacional.

Para mejorar la conectividad se abordará -en primer lugar- un plan vial de concreción de obras menores en las rutas de acceso a los diferentes destinos turísticos para fortalecer el arribo de vehículos a los mismos. En segundo lugar y en lo que hace a la unión de destinos turísticos, es importante pensar que el tránsito turístico por caminos asfaltados y con métodos que cumplan los estándares ambientales fortalece el tránsito de recreación pasando a tener una categoría de caminos escénicos.

El programa establece que el turismo será durante esta gestión “una política de Estado jerarquizada y prioritaria”, al tiempo que se consolidará como un estilo de gobierno “la acción colectiva, con participación, trabajo en equipo y cooperación mutua entre todos los actores”.

El “diálogo federal constituirá uno de los pilares de gobierno”, para generar políticas turísticas de forma participativa. La actuación del sector privado a través de sus organizaciones intermedias contribuirá a facilitar la gobernabilidad sectorial necesaria para la eficaz implementación del modelo de desarrollo turístico que se consensue para los próximos años.

Será un eje central de trabajo el abordaje de las problemáticas en los servicios turísticos, que ocupan un importante porcentaje del total de la oferta de servicios en la provincia y que generan acciones tendientes al ordenamiento y la formalización de la oferta turística actual.

Se deja en claro en el documento que se consolidará un esquema de desarrollo equilibrado y justo, con inclusión social, seguridad jurídica para los turistas, generación de trabajo genuino, inserción del empleo joven y especialmente equidad entre todos los prestadores. Para ello se trabajará también en la actualización de los marcos normativos de los servicios turísticos y el fortalecimiento de los procesos de fiscalización.

Los municipios tendrán gran protagonismo y para ello se los convocará a este trabajo para que expliciten todos sus atributos turísticos y recreativos, vinculados a su historia, fiestas, producción, artesanos, costumbres, cultura y comidas. Al tiempo que se desarrollarán en forma conjunta programas de embellecimiento y puesta de relieve de sus accesos, calles, parques, plazas, boulevares y sus edificios. Se contribuirá a la formación de diversas actividades como visitas, tours de compras, viajes educativos, religiosos y de tercera edad, encuentros de la mujer, entre otros.

En cuando a capacitación, en cada municipio se formarán técnicos, coordinadores, instructores y guías, con el objetivo de profesionalizar la actividad turística y formar recursos humanos locales, evitando su migración a ciudades más grandes. Se legislará para incentivar que el tránsito de grupos turísticos en la provincia incluya receptivos o guías locales y regionales.

Se deberán ampliar y fortalecer los destinos entre el sector público y privado. También los productos como nieve, lagos, termas, pesca, caza, eventos deportivos, religiosos, étnicos y culturales, desarrollando clusters  y continuando con la metodología de experiencias turísticas. Se considera que es prioritario incorporar a este escenario otras disciplinas turísticas y recreativas, ordenando una agenda de fiestas populares, festivales, eventos de artesanos, paleontología y espeleología, turismo rural y comunitario, turismo aventura y bodegas, entre otros potenciales.