Licitan la exploración en ocho áreas hidrocarburíferas

septiembre 17, 2009

Se trata de la primera ronda de un total de 36 áreas secundarias de la Cuenca Neuquina que posee Gas y Petróleo del Neuquén S.A. Están ubicadas en su mayoría al oeste de la provincia. El llamado a licitación se inicia mañana y las ofertas se conocerán el 30 de octubre. Audio: nota Rubén Etcheverry

Rubén Etcheverry, presidente de G&P.

La empresa Gas y Petróleo del Neuquén, sociedad anónima con participación estatal mayoritaria (G&P), lanza mañana el primer concurso para la selección de empresas interesadas en la exploración, desarrollo y exploración de ocho áreas hidrocarburíferas secundarias, ubicadas en la denominada Cuenca Neuquina, en su mayoría en el centro y oeste del territorio de la provincia.

“Con ellas, el Estado neuquino pretende avanzar en la exploración y posterior incremento de reservas y producción de hidrocarburos en la provincia del Neuquén”, dijo el presidente de G&P, Rubén Etcheverry.

Se trata de La Invernada, Bajo del Choique, Bajada de Añelo, Los Vértices, Borde de Limay, La Escalonada, Rincón La Ceniza y Barda Colorada que comprende las secciones Barda Colorada I y II y La Solitaria, áreas consideradas de mediano riesgo. En las próximas compulsas se licitarán las zonas de alto riesgo con que cuenta hoy la empresa.

En la primera ronda son 8 de un total de 36 áreas que totalizan 1.542 kilómetros de superficie, y que a principios de este año el Poder Ejecutivo neuquino transfiriera -de forma gratuita- a favor de G&P. Oportunamente, estas secciones habían sido reservadas a Hidrocarburos del Neuquén SA (Hidenesa), según lo establecido por la ley provincial 2453.

Etcheverry explicó que “el proceso licitatorio se inicia este fin de semana con la publicación de los avisos del concurso en los medios de comunicación masivos como marca la ley; luego viene un tiempo de preparación y evaluación de ofertas de aproximadamente 40 días y la meta del gobierno es terminarlo con la firma de los contratos y decretos aprobatorios antes de que finalice el año”.

La apertura de los sobres conteniendo las ofertas se hará el 30 de octubre próximo, a las 11, en el Microcine del edificio C.H. Plaza ubicado en Carlos H. Rodríguez 364 de esta capital. Los pliego de bases y condiciones se pueden adquirir y consultar personalmente en el domicilio de G&P, oficina 1, sexto piso de Carlos H. Rodríguez 364 de Neuquén, o bien por Internet a www.gypnqn.com.ar

Etcheverry aclaró que “estas ocho áreas que vamos a concursar pertenecen a una primera ronda de un grupo de 36 que G&P posee, actualmente inactivas, más otras 14 áreas sobre las cuales también tenemos propiedad y que en la actualidad estamos invirtiendo y desarrollando, asociados en UTE con empresas petroleras”.

Consideró que “la licitación tiene altas perspectivas de contar con buenas ofertas y buenos planes de inversiones para explorar y descubrir más hidrocarburos en Neuquén lo antes posible”. Y aclaró que “tomando en cuenta que se trata de un proceso exploratorio que lleva entre 4 y 5 años, las empresas que apuesten a buscar hidrocarburos en estos áreas neuquinas, están viendo un sendero de precios mejor que el actual”.

Detalló que “este proceso se inició a principios de año cuando G&P convocó para que compañías privadas manifiesten su interés de explorar, desarrollar y explotar áreas hidrocarburíferas en territorio neuquino y, en paralelo, abrió el registro de inscripción para aquellas firmas consultoras o especialistas, interesadas en concretar estudios geológicos dentro de la cuenca petrolera y gasífera de la provincia”.

“Ambas convocatorias fueron muy promisorias -recordó Etcheverry- ya que 40 empresas privadas se sumaron a estas iniciativas de trabajar de forma coordinada y conjunta con Gas y Petróleo” y “de allí surge poner a consideración estas ocho áreas sobre las cuales las firmas ya demostraron interés, para luego antes de fin de año lanzar la segunda ronda y así sucesivamente hasta agotar el conjunto de las 54 áreas marginales que fueron transferidas a nueva empresa provincial”.

Etcheverry consideró que “según lo manifestado en distintos encuentros y charlas, las firmas interesadas seguramente harán una oferta de plan de trabajo e inversión completo que involucre estudios de sísmica en dos y tres dimensiones y, perforación de por lo menos un pozo en cada una de las área”.

“La meta -recalcó- es seguir buscando más gas y petróleo en la Cuenca Neuquina porque sabemos que hay buenas perspectivas a pesar que las condiciones del entorno financiero no fueron favorables, pero hoy, están mejorando muchas de esas condiciones -en especial precios y financiamiento- por lo cual somos muy optimistas”.

Transferencia de áreas marginales

El Poder Ejecutivo neuquino transfirió -de forma gratuita- a favor de la firma Gas y Petróleo del Neuquén SA las áreas hidrocarburíferas que oportunamente fueron reservadas a favor la empresa Hidrocarburos del Neuquén SA (Hidenesa), según lo establecido por la ley provincial 2453. Son, esencialmente, áreas de mediano riesgo y marginales o de alto riesgo exploratorio.

La medida tiene vigencia desde el 1 de enero de 2009 y la operación se realizó el 23 de marzo pasado mediante el decreto 0436. La norma modifica varios decretos provinciales de los años 1996, 2003, 2004 y 2006.

De la totalidad de las áreas reservadas a favor de Hidenesa y que hoy son parte de G&P, la mayoría se encuentran al presente sin actividad exploratoria ni de producción. Gas y Petróleo del Neuquén fue creada el año pasado y es una sociedad vinculada con Hidenesa, ya que esta última es titular del diez (10) por ciento de su capital accionario.

Se trata de diez (10) áreas que en el año 2003 y por decreto 1253 se entregaron a Hidenesa para su exploración, desarrollo y explotación. Así, La Pendiente, Tres Nidos, Loma del Mojón, Sierras Blancas y la reversión (devolución) de los bloques Catriel Viejo, Fortín de Piedra, El Porvenir, Puesto Bouquet, Bloque CN VIII y Bloque CN X, ahora son parte del activo de G&P.

Otras áreas cedidas a Gas y Petróleo a través del decreto recientemente firmado por el gobernador Jorge Sapag, son las que en el año 2004 también fueron reservadas a favor de Hidenesa: Sierras Blancas, Río Barrancas, Loma Linda, La Rivera, La Vía, Puesto Roa, La Solitaria, La Pendiente, Tres Nidos, Loma del Mojón y Sierra Blanca Sur.

Más tarde, en 2006 y por decreto 224, el Estado volvió a reservar a favor de Hidenesa para su exploración y desarrollo las áreas hidrocarburíferas de China Muerta, Totoral, Cruz de Lorena, Huacalera, Los Álamos, Buta Ranquil, Faldeos del Tromen, Loma Ranqueles, Rincón de la Ceniza, Cortadera, El Corte, Los Toldos, La Tropilla, Yerba Buena, Bajada Colorada, Bajo del Choique, Picún Leufú, Mata Mora y Senillosa. Ahora las transfirió a G&P.

El decreto provincial reserva además, a favor de G&P del Neuquén, 54 áreas distribuidas en toda la provincia, que se encuentran sin contratos y en poder del Estado neuquino. Ellas son: Aluminé, Cordillera del Viento, El Huecú, Las Lajas, Los Lagos, Aguada del Chañar, Aguada del Puestero, Águila Mora, Barda Colorada, Bajada Colorada, Bajada de Añelo, Bajo del Choique, Borde del Limay, Buta Ranquil (Bloques I y II), Cerro Arena, Cerro Partido, Chapúa Este, China Muerta, Coirón Amargo, Corralera, Cortadera, Cruz de Lorena, Curamhuele, El Corte, El Mollar, Faldeos del Tromen, Huacalera, La Amarga Chica, La Escalonada, La Ribera, La Solitaria, La Tropilla (Bloques I y II), La Vía, Loma del Mojón, Loma Linda, Loma Ranqueles, Los Álamos, Los Toldos (Bloques I, II, III y IV), Los Vértices, Mata Mora, Picún Leufú (Bloques I y II), Puesto Roa, Rincón La Ceniza, Santo Domingo (Bloque I y II), Senillosa, Señal Rocosa, Sierras Blancas, Sierras Blancas Sur, Totoral, Tres Nidos, Yerba Buena, La Pendiente, Río Barrancas y El Umbral.

El decreto deja expresa constancia que Hidenesa conservará la propiedad sobre los derechos de cobro que deriven de los contratos de unión transitoria de empresas correspondientes a las áreas Río Barrancas y la Pendiente, suscriptos con UPF S.A. y SIMA S.A. respectivamente. En consecuencia, los importes serán cobrados por y pertenecerán únicamente a Hidenesa.

Asimismo, se reservará a favor de G&P las áreas hidrocarburíferas con permisos o concesionadas por el Poder Ejecutivo nacional o la provincia que se reviertan en el futuro por caducidad o extinción de los contratos vigentes, y aquellas que pudieran crearse en el futuro para su explotación, desarrollo o explotación.

A partir de ahora, Gas y Petróleo del Neuquén tendrá la facultad de explorar, desarrollar y explotar por sí o con la asistencia o asociación de terceros, las reservas cedidas y tendrá al mismo tiempo, libre acceso a la información geológica, técnica y legajos existentes de las áreas mencionadas.

G&P es una empresa del Estado neuquino dependiente de la secretaría de Recursos Naturales, creada mediante decreto del Poder Ejecutivo Nº 0770 el 16 de mayo de 2008. Cuenta con un directorio de autoridades cuya presidencia está a cargo del ex subsecretario de Energía Rubén Etcheverry y lo integran además, Sergio Schroh, como vicepresidente y Guillermo Coco, actual secretario de Recursos Naturales como director titular.

Antecedentes nacionales y provinciales

El artículo 124 de la Constitución Nacional reconoce el dominio originario de los estados provinciales sobre los recursos naturales que se encuentren en su territorio.

Un antecedente válido para la medida adoptada es la ley nacional 26.197 en un todo de acuerdo con la Constitución Nacional que fuera reformada en el año 1994, transfiere en forma plena a las provincias, el ejercicio del dominio originario y la administración sobre los yacimientos de hidrocarburos que se encontraran en su territorio.

En consecuencia, las provincias son responsables por la política de administración de sus recursos hidrocarburíferos pero con el deber de fomentar el desarrollo sustentable de sus recursos energéticos.

La ley 2453 asigna al Estado la política hidrocarburífera de priorizar la necesidad de la promoción, desarrollo y ejecución en el territorio provincial de planes destinados a incrementar racionalmente la producción de hidrocarburos líquidos y gaseosos, incluyendo sus derivados.